Última reunión del año
El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi. REUTERS

¿Qué hará hoy Draghi?

Después de un mes y medio de declaraciones y rumores constantes, hoy por fin se despejarán las dudas. El Consejo de Gobierno del BCE celebra su última reunión del año y como reiteró su presidente, Mario Draghi, en la pasada cita su institución “está lista para actuar”.

Esas palabras han servido a los inversores para contener las caídas en Bolsa en un momento en el que las tensiones geopolíticas han vuelto a un primer plano. Asimismo, desde el pasado 23 de octubre el euro ha continuado su tendencia bajista a la espera de las medidas del BCE y la, cada vez más probable, subida de tipos por parte de la Reserva Federal (Fed) mientras la prima de riesgo ha llegado hoy a caer por debajo de los 100 puntos básicos, algo que no sucedía desde abril.

A pesar de este optimismo que atraviesa el mercado, todavía se desconoce qué medidas concretas se adoptarán. De hecho, entre los analistas consultados no existe unanimidad. Se barajan varias opciones.

  • Recorte de la facilidad de depósito

La primera de ellas es un recorte de la facilidad de depósito (tipo de interés que se aplica al dinero que las entidades depositan en el BCE) de entre 10 y 20 puntos básicos hasta el -0,3%/-0,4%. Esta medida “incentivará a los bancos a conceder créditos, algo que debería reactivar la economía, estimular el consumo y elevar la inflación”, según indica Victoria Torre, de Self Bank. Esta medida, no obstante, “podría tener consecuencias negativas para la rentabilidad de los bancos, ya que los márgenes netos por intereses se reducen con unos tipos en niveles más bajos” así como para las empresas de seguros de vida, según Jim Leaviss, de M&G Investments.

  • Programa de compra de deuda: duración y tamaño

La segunda opción es la que hace referencia al programa de compra de deuda (QE) que entró en vigor en marzo de este año y según el cual el BCE adquiere mensualmente 60.000 millones de euros en bonos. En un principio, Draghi anunció que lo aplicaría hasta septiembre de 2016. Eso sí, ha reiterado por activa y por pasiva que sería flexible y que podría alargar o acortar su duración en función del IPC ya que como señala Natalia Aguirre, de Renta 4, el objetivo de las medidas que finalmente se acuerden mañana “es alcanzar de forma progresiva la estabilidad de precios”. En la comparencia del mes de octubre, Draghi dejó la puerta abierta a ampliar su tamaño así como su duración. Respecto a la primero, Adrián Pernas, de DCM Asesores, en línea con el resto de analistas, espera que el volumen mensual aumente en 10.000 millones. En donde existen más discrepancias es en lo que respecta a la duración. Mientras algunos como Pernas creen que el programa se extenderá hasta el primer semestre de 2017 otros como Joaquín Robles, de XTB, esperan que finalice en diciembre de 2016, “aumentando el total del programa en 300.000 millones”.

  • Compra de deuda de ciudades y regiones

La tercera posibilidad que se baraja es que el BCE amplíe su gama de activos y se lance a la compra de bonos de ciudades y regiones. En la actualidad, hay en circulación 465.000 millones de euros de este tipo de deuda, 53.500 de los cuales pertenecen a España.

Aguirre considera que el impacto final de las medidas dependerá de si estas “cumplen, superan o decepcionan las expectativas”. En el primer caso la reacción de Bolsa, deuda y divisas sería limitada, pues el efecto ya se habría descontado. Si superan lo esperado “se debería ver una reacción al alza en Bolsa y una presión adicional a la baja en la deuda y el euro”. Mientras, que si Draghi decepciona, los inversores optarían “por la toma de beneficios y el euro recuperaría posiciones”, aclaran desde Renta 4.

Junto a las medidas que se anuncien, desde M&G esperan una revisión a la baja sus previsiones económicas de la zona euros para 2016-2017. Con el anuncio de estas nuevas medidas "parece claro que la economía de la zona del euro no se encuentra en tan buen estado,aunque existan indicios de mejora en la confianza de los consumidores", señala Leaviss.

Yellen deja la entrever una subida tipos

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, ha intervenido en el Club Económico de Washington. En su discurso ha señalado que la subida de tipos en EE UU –algo que no ocurre desde 2006– debería interpretarse como una señal de que la economía estadounidense ha salido por fin de la recesión. Yellen confía en que la mejora del mercado laboral continúe y augura un repunte de la inflación, algo que es visto como una alusión clara a que el Comité de Mercado Abierto (FOMC) acuerde una subida del precio del dinero en la reunión que clebra el próximo 15 y 16 de diciembre.

“La información económica y financiera recibida desde nuestra reunión de octubre se han mantenido en línea con nuestras expectativas de avance continuado del mercado laboral”, ha apuntado. “Una mejoría sostenida en el mercado laboral, asimismo, ayuda a fortalecer la confianza en que la inflación retorne al objetivo a medio plazo del 2%”, agregó

La responsable de la Fed advierte de que retrasar en exceso la subida de tipos podría provocar una recesión. No obstante, señaló que todavía no hay una decisión tomada y que la normalización de la política monetaria será progresiva para no poner contra las cuerdas el crecimiento.

Normas
Entra en EL PAÍS