Dejará que los jóvenes 'adquieran' cotizaciones a la Seguridad Social

Estas son las propuestas laborales y fiscales del PSOE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Si el PSOE gobernara los próximos cuatro años permitiría que los jóvenes “adquirieran” periodos de cotización a la Seguridad Social, a través de convenios individuales, como ya pueden hacer los trabajadores despedidos o prejubilados próximos a la jubilación. Se trataría de hacer aportaciones voluntarias a la Seguridad Social, a iniciativa propia, y sin que exista la necesidad de estar trabajando.

Pero los socialistas también establecerán, si salen vencededores de las próximas elecciones generales, otra fórmula para aumentar los periodos de cotización de otro colectivo, en este caso de las mujeres que hayan sido madres. A todas las trabajadoras se les dará un “bonus” de dos años cotizados más por cada hijo que tengan, que se añadirán al resto de su vida laboral a la hora de calcular su pensión.

  • 1.Esta es una de las propuestas socialistas en materia de Seguridad Social incluidas en su recién publicado programa electoral, pero existen otras más:

Derogar todo lo hecho en pensiones. Asimismo, los socialistas proponen derogar todas las modificaciones legales hechas en esta legislatura en materia de pensiones. Esto implicaría eliminar los factores de revalorización y sostenibilidad de las pensiones; volver a hacer más fáciles los accesos a la jubilación parcial y flexible; y permitir nuevamente que una buena parte de las retribuciones en especie que reciben los trabajadores no cotice a la Seguridad Social. Sin embargo, según su programa, el PSOE no derogará, el incremento de las pensiones entre un 5% y un 15% de las madres que hayan tenido dos o más hijos y que se jubilen a partir del próximo 1 de enero.

Más y mejores pensiones y subsidios. El PSOE también subirá las pensiones mínimas y las pensiones de viudedad de los mayores de 65 años que no reciban otra pensión pública. Recuperarán también las condiciones del subsidio por desempleo para mayores de 52 años (que el PP elevó a 55 años) y, sobre todo, volverá a facilitar su acceso, al poner como referente de renta solo al beneficiario y no a toda su familia. Asimismo, estos perceptores del subsidio recobrarán su cotización para la pensión hasta el 125% del salario mínimo. También incrementarán “sustancialmente” las pensiones de orfandad.

Nuevo impuesto finalista. Para compensar todas estas medidas, que supondrían un claro aumento del gasto, los socialistas proponen aumentar el número de afiliados; crear un impuesto finalista para pagar las pensiones que no puedan cubrirse con los ingresos por cotizaciones; y financiar con impuestos “los gastos que escapan a la lógica contributiva”.

  • 2. MATERIA LABORAL

Eliminar ayudas. Suprimir todas las bonificaciones a la contratación, salvo aquellas para discapacitados y mujeres maltratadas, y destinarlas a formación para el empleo

Nuevos derechos laborales. Reescribir el Estatuto de los Trabajadores para garantizar los derechos laborales clásicos e incorporar otros nuevos como la seguridad y salud en el trabajo, la libertad religiosa o el secreto a las comunicaciones (incluyendo las de internet y redes sociales)

Más permisos parentales. El PSOE propone hacer efectiva la ampliación del permiso de paternidad de dos a cuatro semanas, como aprobó el anterior gobierno socialista y que el PP ha puesto en suspensión esta legislatura. Este permiso será, además “obligatorio e intransferible”. Es más, pretenden que el permiso de paternidad sea “progresivamente” igual que el de maternidad (16 semanas). Proponen crear una nueva prestación no contributiva por maternidad, de seis semanas de duración, a todas las demandantes de empleo que no estén cotizando.

Trabajo autónomo. Los autónomos deberán cotizar a la Seguridad Social en función de sus ingresos y los autónomos dependientes se regirán por el Estatuto de los Trabajadores para que tengan los mismos derechos que los asalariados.

Tres tipos de contratos laborales. El PSOE quiere también establecer solo tres modalidades de contratos: indefinido, temporal y de relevo y formación. Derogarán el contrato de fomento de emprendedores –que tenía un primer año de prueba durante el cual el despido era gratuito—y fijarán una sobrecotización a las empresas que abusen de la contratación temporal. Los contratos eventuales tendrán una duración máxima de un año ampliable a dos años, por convenio.

Becarios que no trabajen. Redefinirán la figura de los becarios para exigir que su actividad en la empresa “sea únicamente formativa y no productiva. Pese a ello, se garantizarán sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Salario mínimo de 900 euros. Quieren también elevar el salario mínimo interprofesional al 60% del salario medio bruto, lo que lo situaría en un entorno de los 900 euros mensuales. Este incremento se hará progresivamente a lo largo de dos legislaturas.

Discriminación salarial. Se potenciarán las inspecciones de trabajo y se elevarán las sanciones a los empresarios que practiquen la discriminación salarial con las mujeres. A esos efectos, las empresas deberán tener un registro desagregado con los salarios y complementos que reciben los trabajadores y trabajadoras de su plantilla.

Papel y financiación de sindicatos y patronal. Pretenden también reforzar la seguridad jurídica de los acuerdos en los expedientes de regulación de empleo. Y elaborar una ley de participación institucional que clarifique el papel y la financiación de sindicatos y patronales y potencie la mediación y el arbitraje como fórmula de resolución de conflictos en el ámbito laboral.

  • 3. MATERIA FISCAL

Comisión de expertos. La primera propuesta de los socialistas es realizar una reforma impositiva para la que se creará una comisión de expertos, que en el plazo de seis meses deberá emitir sus conclusiones, para que los cambios entren en vigor con los Presupuestos de 2017.

Esta comisión deberá proponer como impedir que “la actual descoordinación entre el IRPF, el impuesto de sociedades, y el de patrimonio impidan gravar adecuadamente la riqueza, dando lugar a una doble no tributación que permite que determinadas grandes fortunas y patrimonio no contribuyan de forma adecuada”.

Reforma del impuesto de sociedades. Antes de que entre en vigor la reforma global impositiva, el PSOE asegura que cambiará en profundidad la tributación de las empresas, revisando las exenciones y bonificaciones del impuesto. Y fijarán una tributación mínima del 15% en el impuesto de sociedades sobre el resultado contable de las grandes empresas que no haya generado bases imponibles que hayan tributado de forma efectiva en otro país.

IVA cultural. Bajará el tipo de IVA que pagan las actividades culturales como el cine, el teatro y la música.

Patrimonio. Fijarán un mínimo común en todo el territorio nacional tanto en el impuesto de sucesiones como en el de patrimonio.

Otros impuestos. Puesta en marcha definitiva de un impuesto a las transacciones financieras y un modelo de fiscalidad medioambiental que se acerque a los estándares europeos.

Normas
Entra en El País para participar