Los bancos centrales, protagonistas

Los cinco focos de atención de las Bolsas hasta final de año

Imagen de la bolsa de Madrid.
Imagen de la bolsa de Madrid. EFE

Apenas queda un mes y medio para terminar el año, y en la recta final de 2015 las Bolsas centrarán su atención (como no podía ser de otra manera) en los bancos centrales, con los tipos de interés de Estados Unidos y los posibles nuevos estímulos del Banco Central Europeo (BCE) en el punto de mira. Casi ya es tradición navideña despedir el año con la resaca de las decisiones de la Fed y, en Europa, del influyente Mario Draghi.

Pero hay otros factores que también marcarán el paso de los mercados en las próximas semanas. Se pueden resumir en las siguientes cinco claves.

  • Desaceleración en China

Los inversores seguirán muy pendientes de los datos procedentes del gigante asiático, cuya desaceleración económica ha alimentado la incertidumbre global. El devenir de China tiene preocupados a gobiernos, empresarios e inversores de todo el mundo y les está obligando a revisar sus estrategias y planificaciones, como ocurrió con la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que aplazó su esperada subida de tipos de interés por las dudas planteadas por China, entre otras cosas.

La ralentización china era en parte esperada dado que Pekín ha reorientado su modelo económico hacia el consumo doméstico, restando importancia a la exportación y las inversiones. Sin embargo, en la transición de la vieja a la nueva etapa el gigante asiático se encuentra en un terreno desconocido: baja la actividad manufacturera y el comercio exterior, que acostumbraba a tirar de la economía, registra agudas caídas. Así, el mercado no pasará por alto ningún dato que se publique en China.

  • Subidas de tipos en EE UU

Cada vez está más descontado por el mercado que la Fed iniciará el ciclo de subidas de los tipos de interés antes de que termine el año. Sobre todo después de conocerse que las actas de la última reunión apuntan a un alza de los tipos en el encuentro del 16 de diciembre. Será el primer incremento de los tipos en EE UU desde 2006, lo que abrirá el camino hacia la normalización de la política monetaria en el país.

No obstante, la decisión final estará vinculada a la evolución de los datos. "Hasta el último minuto habrá dudas”, apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, quien añade que "la subida de tipos confirma la confianza de la Fed en que la situación económica y financiera va bien”, lo que, a su juicio, invita a tomar posiciones de riesgo.

  • Estímulos del BCE

El mercado espera que el organismo presidido por Mario Draghi actúe cuando se reúna a principios de diciembre, adoptando nuevas medidas de estímulo, como el refuerzo de su plan de compra de deuda o la bajada (aún más) del tipo de depósito. Hay quien aventura que incluso puede llevar los tipos de interés, situados en el 0,05%, a terreno negativo. Según los expertos, el ataque terrorista de París del pasado viernes, que puede poner en riesgo la recuperación económica, ejerce una mayor presión sobre el BCE a la hora de ampliar su política expansiva. Una política que chocaría con el repliegue de los estímulos de la Fed. El italiano Draghi ha insistido en varias ocasiones en que está dispuesto a volver a actuar para impulsar la inflación y apoyar la economía.

  • Incremento de las tensiones terroristas

La masacre de París, que se saldó con 130 muertos, ha disparado las alarmas y las ofensivas antiterroristas, inundando de tensión los mercados. Aunque en principio el impacto ha sido limitado, el temor a nuevos atentados sigue presente y, en opinión de los expertos, si las medidas antiterroristas acaban afectando a la economía esto podría cambiar en cualquier momento el rumbo de las Bolsas.

  • Vuelta a la recesión técnica de Japón

La recaída de Japón en la recesión, en parte por la fragilidad de las economías emergentes, preocupa a los mercados. El país atraviesa la segunda recesión de su economía desde el lanzamiento de la política de estímulos masivos promovida por el primer ministro Shinzo Abe y apoyada por el Banco de Japón, denominada 'Abenomics', y la quinta desde el estallido de la crisis financiera en el verano de 2007.

De momento, el Banco de Japón se abstenido de añadir más estímulos a la economía. Pero, el BOJ volverá a reunirse entre los días 17 y 18 de diciembre, justo después de la esperada decisión de la Reserva Federal de EE UU.

Normas
Entra en El País para participar