La rehabilitación acabará en 2016 y costará 30 millones

La antigua torre de BBVA tendrá el alquiler más caro de España

GMP habilita un ‘showroom’ para futuros inquilinos en el edificio, que la entidad financiera ya ha abandonado

'Showroom' en la planta 20 de Castellana 81.
'Showroom' en la planta 20 de Castellana 81.

Un edificio emblemático, renovado y bien ubicado dan como resultado un precio muy caro para el alquiler. Ese es el leitmotiv de la socimi GMP, propietaria de la histórica torre de BBVA, en el paseo de la Castellana. La inmobiliaria prevé que la propiedad alcance la renta más alta del distrito financiero de Madrid y, en consecuencia, de España, para aquellas empresas que quieran instalarse allí.

GMP adquirió el edificio a BBVA en 2007. Desde hace unas semanas, los empleados de la entidad financiera ya se han mudado a la nueva sede en Las Tablas (Madrid). Es el momento en el que la socimi está dando una segunda vida al rascacielos situado en Azca y para el que por primera vez se buscará un inquilino que no sea el banco.

La torre fue diseñada en 1971 por Francisco J. Sáenz de Oiza, quien recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1993. Se construyó entre 1978 y 1981 como sede de Banco Bilbao. En la actualidad, BBVA mantiene solo en alquiler las cuatro plantas más altas, de la 25 hasta la 28, hasta el 2017. En el resto de la propiedad ha comenzado una profunda rehabilitación interior en la que se quiere mantener las esencias de un edificio histórico en la arquitectura española.

La rehabilitación abre la vía para que quien se instale en el edificio pague las rentas más altas. “Sin ninguna duda va a ser el precio más caro de Madrid”, asegura Xavier Barrondo, director general de negocio de GMP, sobre todo en el caso de las plantas más elevadas. “Lo será por su ubicación, sostenibilidad, por ser un edificio único y por los servicios que va a ofrecer”, añade, aunque la empresa no ofrece la cifra que alcanzará el alquiler. “A los clientes que han visitado la torre les encanta porque es un icono”, apunta.

  • Los más caros

En la actualidad, según fuentes del sector, la renta más alta se paga en Torre Serrano, en la calle Serrano 47 de Madrid, con una renta de 37 euros por metro cuadrado al mes. Según la consultora JLL, le sigue Castellana 35 (en la zona de Rubén Darío) y Torre Picasso, con rentas de salida por encima de los 32 euros. Los datos de la firma Savills, por su parte, inciden en que en el distrito financiero de la capital los precios promedio más elevados alcanzan los 28 euros en los mejores edificios.

El espacio disponible será de 30.000 metros cuadrados y GMP no prevé que sea ocupado por una sola empresa. La inmobiliaria, de la familia Montoro y en un 30% de GIC (el fondo soberano de Singapur), invertirá en la reforma 30 millones de euros. Está previsto que el lavado de cara concluya a finales de 2016. La mejora de la economía también favorecerá los precios caros, ya que según la consultora Knight Frank, las rentas en la zona prime en Madrid aumentarán hasta un 22% en los próximos tres años.

  • 'Showroom' para futuros inquilinos

El edificio se ha rebautizado como Castellana 81. De hecho, la entrada principal se traslada a este paseo madrileño, dejando la más cercana a El Corte Inglés de Nuevos Ministerios como un acceso secundario. En el hall destacará una enorme pantalla digital, aunque prácticamente no se toca la distribución.

Esta socimi ha convertido la planta 20 en un showroom donde las empresas interesadas en instalarse en el edificio contemplen cómo quedará la obra final. Allí han renovado el suelo, mobiliario y disponen de un pequeño auditorio donde se proyecta la historia del edificio y del visionario arquitecto Sáenz de Oiza, del que incluso en ese espacio se ha abierto una pequeña exposición. Sin duda, también destacan las vigas de color bronce que el propio arquitecto diseñó y que permanecerán prácticamente sin tocar.

Aunque lo más relevante para el visitante son las gafas de realidad virtual inmersiva, donde el cliente verá en 3D cómo quedarán las oficinas tras la rehabilitación e incluso podrá moverse digitalmente por el edificio.

Normas