Un cambio sencillo, pero muy recomendable para tu Internet
¿Sabías que Google puede hacer que vaya más rápido tu Internet?

¿Sabías que Google puede hacer que vaya más rápido tu Internet?

Enciendes tu ordenador, abres el navegador web y, depende de dónde quieras acceder, escribes una dirección URL u otra. Sencillo, ¿no? Pues detrás de ese hábito que todos tenemos, hay una interesante tecnología de la cual depende, en gran medida, el rendimiento de tu conexión a Internet. Y es que, aunque quizá no lo sabías, el acceso a páginas web se puede llevar a cabo de forma directa o indirecta, y es algo que no depende de ti.

Esto es lo que pasa cuando accedes a una página web

Cuando accedes a una página web, en el navegador introduces el dominio de dicha web, como pudiera ser 'google.com'. Sin embargo, el dominio al que quieres acceder está asociado a una dirección IP, la cual es necesario que aparezca para que el navegador web pueda abrir dicha página web a la que estás tratando de acceder.

El acceso directo a una página web, o conexión directa, se produce cuando hay una copia de la página almacenada en caché -local o servidor-, y por tanto no se consulta la dirección IP para el acceso. Ahora bien, si no has accedido anteriormente o no hay copia en caché, se produce una consulta a los servidores DNS, y por tanto la conexión es indirecta.

Las conexiones indirectas pueden ralentizar tu Internet

Esta consulta que hace tu navegador web, para descubrir la dirección IP de una página web, es lo que se denomina una resolución de nombre de dominio, y de ello se encarga el servidor DNS. Es decir, tu navegador conecta al servidor DNS aportando el dominio que tú buscas, y el DNS responde con la dirección IP que tiene asociada.

Precisamente por este motivo es importante configurar servidores DNS fiables y de buen rendimiento, y en ese caso Google puede hacer que tu Internet vaya más rápido. ¿Por qué? Porque ofrecen unos servidores DNS con una amplia base de datos, una alta disponibilidad y una interesante velocidad de respuesta, luego un rendimiento destacable.

¿Cómo puede afectar a la velocidad de tu Internet?

Según datos estadísticos, el uso de servidores DNS de mayor rendimiento puede garantizar una velocidad de navegación un 40% más rápida, en tanto que la resolución de los nombres de dominio se lleva a cabo en un tiempo más reducido. Por lo tanto, sean los de Google u otros alternativos, es recomendable cambiar nuestros servidores DNS.

Aquí puedes consultar cómo cambiar tus servidores DNS por los de Google

Normas