Análisis del fondo RAM Long/Short por Félix López, de Atl Capital

Una buena alternativa a los fondos de renta fija

El fondo RAM Long/Short European Equities busca una rentabilidad del 10% con baja volatilidad

Selecciona 350 valores que cree que subirán y los compensa con 150 que cree que bajarán

Panorámica de la Bolsa de Fráncfort.
Panorámica de la Bolsa de Fráncfort.

Fundada en 2007 por tres socios, Thomas de Saint-Seine, Maxime Botti y Emmanuel Hauptmann, y con oficinas en Ginebra, Zurich, Luxemburgo y Londres, RAM Active Investment S.A. se ha posicionado en el mercado como una de las mejores casas en la gestión cuantitativa de estrategias long-short, fundamentalmente en mercados emergentes y europeos, desde su lanzamiento en 2009 y, posteriormente, en 2011 a través de su vehículo UCITS.

El origen de esta estrategia viene de la implementación, desde 2005, de su modelo de gestión cuantitativa en renta variable, con un objetivo de obtención de alfa consistente en el medio y largo plazo. Con rendimientos anuales superiores a los 350 puntos básicos sobre su índice de referencia, en 2009 decidieron ampliar el espectro de inversión, manteniendo la parte larga e introduciendo la parte corta, tanto a nivel de índice, para reducir el riesgo de mercado, como a nivel de valor. A finales de 2011 se lanza la versión UCITS, el RAM Long/Short European Equities.

¿Cuáles son las características fundamentales y objetivos de inversión de este fondo?

Los gestores del fondo buscan la obtención de una rentabilidad anual entre el 8%-12% anual con una volatilidad objetivo del 6%-8%. La cartera, en términos medios, tiene una posición de 350 valores en la parte larga y unos 150 valores y 5 futuros vendidos en la parte corta. El modelo de gestión no favorece y, por tanto, no tiene ningún sesgo a ningún tipo de compañía en función de su capitalización de mercado.

El fondo tiene valoración diaria pero las suscripciones y reembolsos son semanales. En términos de rentabilidad, el fondo ha obtenido una rentabilidad anualizada del 9,59% desde su lanzamiento, en Diciembre de 2011, hasta el pasado 8 de Septiembre. La volatilidad del fondo se ha situado ligeramente por debajo del 7%, cumpliendo como vemos los objetivos inicialmente marcados.

Como referencia, el índice europeo MSCI Europe, dividendos incluidos, ha obtenido durante el mismo período una rentabilidad anualizada del 15,10% con una volatilidad superior al 15% de promedio en dicho período.

La bondad de esta estrategia reside en su robustez en los momentos de más tensión en los mercados. La máxima caída del valor liquidativo del fondo durante este período ha sido del 6,71%, frente a una caída del índice del 17,95%. La correlación con el mercado europeo ha sido baja durante este período, situándose en 0.19 de media durante este período.

En relación al proceso de constitución de la cartera hay que distinguir claramente la cartera comprada o “larga” de la cartera vendida o “corta”.

En cuanto a la cartera comprada el proceso se lleva a cabo a través de un modelo desarrollado internamente teniendo en cuenta criterios de valoración, liquidez y volatilidad o riesgo. Este proceso obtiene como resultado la constitución de tres sub-estrategias de inversión. La denominada “valor” tiene como foco de inversión compañías con alta generación de caja, rentabilidad superior a la media de competidores y balance saneado. La cartera “defensiva” la componen compañías con altos dividendos y una clara visibilidad del crecimiento de los mismos. Esta cartera está compuesta principalmente por compañías de alta capitalización y en sectores no cíclicos. Por último la cartera “momentum” se compone de compañías con un fuerte crecimiento en sus beneficios y excelentes expectativas en el corto medio plazo.

Estas estrategias se combinan de manera óptima para cada uno de los cuatro ciclos de mercado que se identifican, esto es, periodos de expansión, desaceleración, contracción y recuperación.

En cuanto a la cartera vendida dos son los activos que se utilizan. En primer lugar tenemos una selección de valores que, o bien se encuentran muy sobrevalorados y se aprecia un cambio de tendencia en sus expectativas de beneficio, o bien son compañías que, debido a su fuerte apalancamiento operativo o financiero, tienen un generación de caja negativa tanto en términos absolutos como relativos frente a sus competidores. Esta selección de valores supone aproximadamente el 45% de la cartea vendida.

La segunda parta es una selección de los principales futuros de índices europeos de renta variable, Eurostoxx 50, CAC 40, FTSE, Dax… La elección de los mismos dependerá de un proceso de optimización interno para reducir el riesgo global y para ajustar la beta. En términos históricos, la beta de la cartera se ha situado entre -0.20 y 0.20.

En cuanto al control de riesgos destacan los siguientes límites. En término netos ningún sector o país puede suponer más del 25% de la cartera. A nivel de valor individual, ninguno puede superar el 3%. En términos de seguimiento, el fondo tiene establecido un límite de VaR del 15% a 20 días y se realizan controles diarios de “stress-test” para minimizar las caídas del valor liquidativo.

Desde un punto de vista histórico la exposición “larga” se ha situado en el rango del 100%-140%. La parte “corta” se ha situado entre el 80%-120%. En términos netos, podemos decir que la exposición se ha situado alrededor del 30%. 

En un momento como el actual, dónde las rentabilidades de los activos más conservadores (monetarios y renta fija) son prácticamente inexistentes y el riesgo es elevado, en el caso de la renta fija, ante una futura subida de tipos de interés, vemos como estas estrategias están teniendo fuertes entradas de dinero por parte de inversores tanto institucionales como privados.

Normas
Entra en El País para participar