Think in English everyday

7 recursos (al alcance de todos) para practicar inglés y mejorar a nivel profesional

siete recursos para aprender ingles

El foco para aprender y poder hablar en inglés está en la práctica diaria para convertir el aprendizaje de un idioma en la habilidad de hablar de forma automática. La conversación se ha impuesto a la gramática para dar paso a la capacidad comunicativa.

Según un estudio publicado por la oficina estadística europea Eurostat, sólo el 51% de la población española conoce otro idioma, un porcentaje que se sitúa por debajo de la media europea (66%).

Dentro del proceso de aprendizaje, el 40% se debería destinar al trabajo individualizado con material audiovisual en inglés, el 20% a horas de clase y un 40% a hablar en público. Lo que mejor funciona es superar el miedo al ridículo y sentir nervios con un nativo como interlocutor.

El objetivo debe ser “Think in English every day” (pensar en inglés cada día), proponerse practicar inglés diariamente tanto en el ámbito profesional como personal a través de la gran variedad de recursos baratos y al alcance de todos, disponibles en cualquier momento y en cualquier lugar.

En un artículo de The Guardian donde se les preguntaba a adolescentes qué les motivaría para aprender idiomas, solo un pequeño porcentaje de estudiantes nombró el colegio. Un gran porcentaje prefirió actividades fuera del entorno escolar como intercambios en el extranjero, conversaciones con personas nativas, aprendizaje a través de aplicaciones móviles, libros y películas en versión original o lecciones interactivas.

1. Leer y escuchar libros y noticias

Y con el lema “Think in English every day”, desde Cinco Días en colaboración con la plataforma de aprendizaje de idiomas L-earn queremos abrir una puerta a los lectores para el aprendizaje, práctica y mejora del inglés mediante la traducción de nuestras noticias de actualidad económica y financiera en tres niveles de aprendizaje (easy, average y difficult) para su lectura en inglés. Comparar la traducción con la versión original en castellano y disponer de un glosario de términos destacados son algunas de las posibilidades que se abren al lector de Cinco Días. Todo con ello con el fin de poner a prueba al lector para valorar su nivel de aprendizaje del inglés.

Un servicio multidispositivo adaptado para su uso en cualquier lugar, momento y dispositivo y brindar al usuario la mejor experiencia en smartphone o tableta.

Esta propuesta de Cinco Días se puede complementar con la escucha de los textos para mejorar nuestra comprensión. Pueden ser noticias y textos variados como los ofrecidos en Spotlight English o disponer de audio libros en inglés, de dominio público como los clásicos de la literatura.

2.Ver cine y series

Otro truco sencillo para mejorar nuestro inglés es ver el cine y las series en versión original subtituladas en inglés. La mayoría de canales de la TDT ofrecen la posibilidad de ver el contenido en versión original con subtítulos.

3.Escuchar la radio

La radio, al no ofrecer ninguna otra fuente de información más que la auditiva (no tenemos imágenes ni texto de apoyo para entender lo que se está diciendo) nos puede ayudar a afinar nuestra capacidad para entender el idioma.

Una alternativa es escuchar alguna radio con cursos de inglés como Vaughan Radio. Pero con el único inconveniente de que el programa puede no ser el más adecuado para nuestro nivel, Si nuestro nivel es más avanzado, se puede optar por escuchar radio en inglés como BBC.

4.Escuchar música

Hoy en día escuchar música en inglés está al alcance de todos los públicos, prácticamente la totalidad de las canciones que escuchamos se crean en inglés. Para acompañar el audio de la canción junto con texto y entender aquellas palabras o frases que se nos escapan, podemos disponer de la aplicación móvil Shazam que identifica canciones y programas de TV y ofrece información de lo que se está oyendo o viendo como es el caso de la letra completa de las canciones, su título, los datos del artista o el grupo, compra de tickets de conciertos y otra música recomendada.

En el caso de Youtube, los vídeos musicales se pueden reproducir accediendo a los subtítulos en inglés.

5.Practicar en cualquier momento

La práctica del inglés a diaria, ya sea de viaje, con algún amigo o incluso con un nativo desconocido, es una de las maneras de estar constantemente pensando en otro idioma y de mejorarlo.

Existen diversos sitios web que nos ayudan a encontrar personas con las que practicar un idioma, ya sea de forma hablada o escrita. En Verblingpodemos entrar en grupos de práctica de diferentes idiomas y niveles o en PenPal Worlde iTalki, podemos ponernos en contacto, de manera gratuita, con gente de todo el mundo que tenga afinidades similares, con quienes podremos intercambiar mensajes o hablar.

6.Diccionarios y traductores

Además de practicar con la lectura de textos, la audición de audios y el intercambio de conversaciones, otra manera de mejorar nuestra forma de expresarnos con precisión en un idioma es ampliar diariamente el vocabulario de un idioma a través de la consulta de un diccionario de términos que nos ayude a descubrir nuevos vocablos y a entender mejor aquellos que intuimos por el contexto pero cuyo significado exacto desconocemos. Disponemos de herramientas como Wordreference, Google Translator, Bing TRanslator, Linguee. 

Esta ampliación del vocabulario escrito se puede complementar con la mejora en la pronunciación del vocabulario mediante los diccionarios de pronunciación como Forvo.Ofrece la pronunciación de más de 2 millones de palabras en 318 idiomas. En el caso del inglés con más de 100.000 pronunciaciones, incluso en diferentes dialectos, pudiendo conocer cómo se pronuncia la misma palabra en Estados Unidos o en Gran Bretaña, o incluso cómo la pronunciaría una persona no nativa.

7.Aprender con cursos de inglés

Desde L-earn se ha creado el primer sistema de aprendizaje integral y multidisciplinar diseñado por y para profesionales y empresas basado en la personalización y orientado a los intereses personales y profesionales de cada usuario. El foco se centra en aquello que realmente le importa y necesita cada usuario en cuanto a contenido y fomentando la conversación y la escucha activa.

Utilizan el método Flipped Classroom. Disfrutar de la clase cuando y donde más le apetezca al usuario y practicar a posteriori con los compañeros en el aula. Revisar en cualquier dispositivo videos, audiciones, vocabulario, estructuras gramaticales, textos y libros seleccionados para dedicar el 100% del tiempo en aula a practicar la conversación sobre todo lo aprendido. Mediante el acceso a la plataforma se completa un test de nivel y se relacionan las temáticas sobre las que se quieren recibir contenidos. A partir de este detalle, se prepara un plan personalizado “Learning Path” freemium, premium o master.

El término de “Flipped Classroom” se debe a Jonathan Bergmann y Aaron Sams. Dos profesores de química en Woodland Park High School (Colorado) que decidieron utilizar la grabación y distribución de video para hacer llegar las lecciones a sus alumnos enfermos que no podían acudir a clase. Descubriendo con ello que, una vez acudían al aula, el profesor podía entonces centrar, más mediante las prácticas en aula, atención en las necesidades individuales de aprendizaje de cada estudiante.

 

Normas