La Comisión Europea urge a cambiar el sistema del impuesto en toda la Unión

España pierde 12.000 millones por impagos y fraude en el IVA

El IVA en España, en cifras Ampliar foto

España perdió unos 12.000 millones de euros en 2013 en recaudación del IVA como consecuencia de errores en las declaraciones, de impagos o de puro fraude, según un informe publicado hoy por la Comisión Europea. La hemorragia supone un 50% más que en 2010, el año del primer gran zarpazo de la crisis, aunque se queda muy lejos de los 22.000 millones de euros de pérdidas estimados en 2009. La recaudación también se disparó durante la crisis, según la Comisión, y ha pasado de 41.000 millones en 2009 a 61.000 millones de en 2013.

Pero se ha debido más que nada a una ampliación de la base imponible y a un drástico incremento de los tipos de imposición y no tanto a la lucha contra el fraude o a la mejora de la eficiencia del sistema.

Solo en 2013, el último ejercicio analizado por la Comisión, la recaudación potencial en España aumentó un 9,2% como consecuencia de una incremento de casi 10 puntos en los tipos impositivos, una subida sin parangón en el resto de la UE. La subida del IVA (hasta el 21% en el tipo estándar) compensó incluso la caída de la actividad que registró España, con un descenso del consumo final del 0,8% y del 6,7% en la formación de capital fijo, según la CE.

La conclusión del informe de la CE parece clara: se paga más IVA, pero a cuenta de los mismos contribuyentes. Idéntica lectura ofrecen los datos del conjunto de la UE, donde las pérdidas totales de recaudación han vuelto a aumentar (en 2.800 millones de euros, hasta los 168.000 millones) a pesar de que la presión del IVA creció de media el 1,2% y los ingresos un 1,1%.

El comisario europeo de Economía y Fiscalidad, Pierre Moscovici, no ocultó su decepción ante estos resultados. “Este estudio vuelve a subrayar la necesidad de seguir reformando los sistemas de recaudación del IVA en toda la UE”, señaló el comisario, tras constatar que las fugas de ingresos han aumentado en 11 países, incluidas algunas de las grandes economías como Alemania o Italia.

Alemania, Francia, Reino Unido e Italia suman casi el 70% de las pérdidas, con más de 100.000 millones de euros en total. No obstante, en relación con la recaudación potencial, las pérdidas en esos países se sitúan muy por debajo de la media europea (15,2%), salvo en Italia que se eleva hasta el 33,6%, un porcentaje solo superado por Grecia (34%).

Las pérdidas en España supusieron en 2013 el 16% del total que debía haber recaudado (73.444 millones de euros), un porcentaje que cayó hasta el 1% en 2005 y 2006, pero que se disparó hasta el 35% en 2009. En términos de efectividad del sistema de recaudación, Finlandia, Holanda y Suecia aparecen a la cabeza, con unas pérdidas de menos del 5%.

Exenciones

España e Italia también cierran el ránking europeo en cuanto a recaudación del IVA en proporción al PIB, donde no llegan al 6%, lejos del 9% de países como Dinamarca, Finlandia, Letonia, Bulgaria, Hungría o Suecia.

La baja recaudación de España podría deberse, además de al fraude, a la aplicación de tipos de reducidos y a la existencia de numerosas exenciones en el pago del IVA, según la Comisión. Bruselas calcula que el coste de esas excepciones asciende en España a casi 40.000 millones de euros o el 54% de la recaudación potencial, el porcentaje de pérdida más alto de toda la UE.

Normas