Según Trabajando Freelance

Cinco mejoras para que te pidan presupuesto en tu web

A la hora de lanzar un negocio online se deben tener en cuenta una serie de especificaciones diferentes a las que se tienen con un negocio más tradicional o físico. Trabajando Freelance ha realizado un listado con las malas prácticas más habituales y cómo resolverlas.

Cinco mejoras para que te pidan presupuesto en tu web

A la hora de lanzar un negocio online, el principal objetivo es conseguir la petición de presupuestos por parte de los clientes potenciales. Definir una estrategia de marketing online, teniendo en cuenta el posicionamiento en buscadores, el marketing de contenidos y las redes sociales favorecen el tráfico a la web, pero el objetivo final debe ser la conversión, que este tráfico se convierta en clientes reales.

Conversiones en función de la empresa

Una conversión varía en función de la empresa, puede ser rellenar un formulario o una compra de un producto, pero en cualquier caso, ese objetivo debe estar definido para que la empresa pueda medir sus conversiones. La mayoría suelen estar en torno al 2% o 3% del tráfico total, aunque varía mucho en función del tipo de conversión y empresa. Para conseguir mejorar estas conversiones y que los clientes pidan presupuesto, compren o rellenen un formulario en tu página web, Trabajando Freelance ha elaborado una lista con malas prácticas habituales y sus soluciones:

  1. Tus usuarios no tienen la oportunidad de convertir. Es vital que la web esté revisada para que el usuario encuentre sin esfuerzo el formulario o el botón de solicitud. Un usuario no estará más de 20 segundos en una web si no encuentra rápidamente lo que busca.
  2. Has molestado a los usuarios. Si analizando los datos se observa que la tasa de conversión en muy baja, es necesario valorar si la página web es intuitiva, agradable, informativa, etc. puede que llegue mucho tráfico, pero los usuarios no encuentren lo que buscan, por lo que hay que ponérselo fácil.
  3. Tus usuarios están distraídos. No se debe llenar la web de imágenes o textos que distraen al usuario y no son capaces de encontrar la información necesaria a la primera, porque se estarán perdiendo clientes. Se debe optar por un diseño sencillo, y que se centre en lo más importante.
  4. Su valor no es suficiente. Los usuarios dan las conversiones a cambio de algo. Dinero a cambio de un producto o servicio, o información por un formulario. Por ello, la propuesta de valor de la empresa debe ser atractiva, que el usuario esté dispuesto a dar lo que se le pide porque quiere lo que se le ofrece.
  5. No te estás dirigiendo al público adecuado. No es una buena estrategia dirigirse a todo el público e intentar agradar a todo el mundo porque es imposible. Es muy importante estudiar las características propias del público objetivo y definirlas para ajustar toda la estrategia hacia ellos.
Normas