La divisa china cae el 4,6% en la semana

Motivos y consecuencias de la desafiante caída del yuan

Establecimiento de cambio de divisas en Hong Kong
Establecimiento de cambio de divisas en Hong Kong REUTERS

Los signos de desaceleración económica de China ya vienen preocupando a los inversores desde hace meses y la decisión de esta semana del banco central del gigante asiático de depreciar su moneda –con tres rebajas del tipo de cambio consecutivas– ha puesto sobre la mesa las debilidades de esta economía. El movimiento ha sido una verdadera sacudida para los mercados internacionales, en especial para el mercado de divisas, donde ha llegado a temerse por una declaración de guerra desde China. Pero la calma ha vuelto al cierre de la semana. Estas son las claves de lo sucedido.

P¿Qué ha llevado a China a devaluar así su moneda?

El detonante ha estado en el mal dato de exportaciones del mes de julio, que mostró una caída del 8,3% internanual, mucho mayor de lo esperado. Además, el FMI decidió retrasar al menos hasta septiembre de 2016 la inclusión del yuan en la cesta de monedas con las que forma su propia divisa, los derechos especiales de giro o SDR. China aspira a entrar en ese club de divisas de referencia del que ya forman parte el dólar, el euro, la libra y el yen, pero el FMI aún ve rigideces en la moneda china, pese a ser clave en el comercio global. De hecho, el tipo de cambio está intervenido por el banco central, el Banco Popular de China.

¿En qué ha consistido la depreciación del yuan de esta semana?

El banco central chino establece una estrecha banda de fluctuación diaria para el yuan, de apenas el 2%. El martes decidió rebajar en un 1,86% la cotización de referencia del yuan frente al dólar, en la mayor depreciación de la divisa en dos década. Además, dio un significativo paso adelante al desligar del dólar la fijación de la tasa de cambio diaria, incluyendo a más divisas, y tomando en consideración el cierre del día anterior, lo que aproxima la fijación de la tasa de cambio a la operativa de mercado. Y el movimiento no se quedó ahí: la institución realizó otras dos depreciaciones el miércoles y el jueves, hasta rebajar el nivel del yuan frente al dólar un total del 4,5% en tres días.

¿Qué busca China con este movimiento? ¿Ha iniciado una guerra de divisas?

RSin duda, el principal motivo es el impulso a sus exportaciones, ante la evidencia del menor crecimiento económico. Y el hecho de que el yuan no fluctúe libremente ha llevado a la sobrevaloración de la moneda, según denuncia reiteradamente Estados Unidos, su gran competidor en el comercio mundial. El banco central chino hizo temer a los inversores por el inicio de una guerra de divisas, a la vista de tres días seguidos de rebajas, pero la institución zanjó la inquietud el jueves al dar por cerrado el ajuste de su divisa. La reducción de la “brecha” entre el tipo de cambio de referencia fijado por las autoridades y su cotización real en el mercado está “básicamente completada”, señaló. En cualquier caso, China debe buscar el equilibrio entre el impulso de sus exportaciones y el control de la salida de capitales, que puede verse acentuada con un yuan más débil, más aún si Estados Unidos sube los tipos de interés.

 ¿Qué repercusiones tiene un yuan más barato sobre las economías occidentales?

REl efecto se ha visto con nitidez estos días en los mercados. Las empresas occidentales con fuerte actividad en China se han visto perjudicadas en Bolsa, puesto que la capacidad de compra de bienes extranjeros será ahora inferior para el gigante asiático. Las grandes multinacionales deberán competir aún más duramente con la fuerza comercial china, que ahora exportará productos más baratos, un hecho que incluso puede influir en la política de la Fed y el BCE. En EE UU_podría retrasarse el alza de tipos por la presión bajista en la inflación de unas importaciones más baratas y en la zona euro, alargarse por el mismo motivo el plan de compras de deuda.

Normas