La empresa realiza concesiones a los sindicatos

Indra aceptará voluntarios en su ERE y hará recolocaciones

Fachada de la sede de Indra.
Fachada de la sede de Indra.

La multinacional tecnológica Indra ha aceptado esta tarde algunas de las peticiones planteadas por los sindicatos en el marco de la negociación del ERE. En la reunión mantenida hoy entre la compañía y los representantes de los trabajadores, la empresa ha decidido primar la voluntariedad de adhesión al ERE, que afecta a 1.850 personas de la plantilla en España. Se trataba del quinto encuentro entre ambas partes, en el que se ha presentado un nuevo paquete de medidas que se acerca a las peticiones sindicales del pasado martes.

Indra ha admitido incorporar al plan de ajuste recolocaciones en empresas del grupo. Según explican fuentes conocedoras de la negociación, serían 50 las personas beneficiadas. La oferta realizada por la compañía incluye asimismo la adaptación de condiciones de trabajo en algunos casos para reducir el número de despidos en unos 150 empleados.

Estas medidas han sido acordadas por la dirección después de que este miércoles los sindicatos solicitaran a la empresa sustituir el Expediente de Regulación de Empleo anunciado por un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas voluntarias, que no impliquen el despido de ningún trabajador.

Indra propuso la semana pasada una indemnización de 25 días de salario por año con un tope de hasta 14 mensualidades y un sistema de cobertura para profesionales afectados que hayan cumplido 59 o más años a fecha 30 de junio de 2015 y no hayan alcanzado los 63 años a la fecha de extinción del contrato. La compañía planteó además un plus económico adicional a la oferta propuesta para aquellos trabajadores que se encuentren en una franja de edad de entre 50 a 58 años, con una prima lineal de 2.000 euros por cada tres años de antigüedad.

Los sindicatos habían previsto llevar a cabo una huelga desde el próximo lunes o paros parciales desde el martes. La sección sindical de UGT en Indra Sistemas Barcelona convocó por su parte tres jornadas de huelga, que empezaron el pasado miércoles. Las movilizaciones quedan en el aire tras los avances en la negociación. Indra, por su parte, ha recordado el dspido colectivo, enmarcado en el plan estratégico 2015-2018, es inevitable.

La próxima reunión está fijada para el 28 de julio.

Normas