Características de las cámaras que han acompañado a la sonda espacial New Horizons
Cómo es la cámara que ha hecho las fotos a Plutón

Cómo es la cámara que ha hecho las fotos a Plutón

Aunque parecía algo que nunca llegaría, el pasado martes la sonda New Horizons sobrevoló el planeta más lejano del sistema solar, Plutón, para tomar cientos de fotografías que permitirán estudiar varios cuerpos situados en el cinturón de Kuiper dentro de la tercera zona del sistema solar.

New Horizons, que ha sido la primera y podría ser la última sonda en visitar las proximidades de Plutón, ya que ha costado mucho su desarrollo, ha pasado a unos 12.000 km de distancia de la superficie del planeta para observarlo y fotografiarlo junto a sus cinco lunas. Unas fotografías que sin duda llenarán próximamente los libros de texto y algunos museos durante las próximas décadas.

Para conseguir realizar todas estas fotografías en un espacio en el que apenas llega una luz tenue del sol, la sonda llevaba a bordo tres cámaras diseñadas especialmente para aguantar un viaje que ha durado nueve años y medio, capaz de soportar las bajísimas temperaturas y capturar fotos en alta resolución bajo esas condiciones de frío y poca luz.

Unas cámaras que en términos generales serían lo más parecido a las de los actuales teléfonos móviles con unas lentes de 75 mm f/8.7, pero que han costado mucho trabajo construirlas puesto que se ha tenido que desarrollarlas con grandes limitaciones a la hora de usar determinados materiales.

Cómo es la cámara que ha hecho las fotos a Plutón

Y es que New Horizons ha tenido que viajar a un lugar en donde la radiación y la fluctuación térmica son algunos de los grandes inconvenientes con los que tendría que luchar para evitar que la sonda y las cámaras dejaran de funcionar antes de llegar al objetivo. Un lugar en donde las gélidas temperaturas provocarían que los materiales se fuesen reduciendo a medida que fuesen bajando y con el handicap de que cada material se reduce a un ritmo diferente, algo que sin duda podía provocar que las cámaras se pudiesen llegar a desmontar o desajustar totalmente.

Por ello, fueron construidas casi en su totalidad por un único tipo de material, que es este caso ha sido el aluminio, de modo que a medida que se fuesen encogiendo los componentes, todos lo hiciesen en la misma medida y proporción para mantener la misma longitud focal. Incluso los espejos de las cámaras fueron fabricados en aluminio y cubiertos posteriormente de diamantes, siendo las lentes las únicas construidas en cristal.

Una vez en su destino, la sonda New Horizons ha tenido que pasar por detrás de Plutón para situarse estratégicamente en el lugar donde los pobres rayos de luz del sol se reflejan en Caronte, el satélite más grande de Plutón para aprovechar su luz y recoger unas mejores fotos que ya se pueden ver en este enlace, en blanco y negro y con menor resolución a la original.

 

Normas