Propuesta de Atenas para el tercer rescate

El acuerdo con Grecia, más cerca: próximos pasos y flecos pendientes

Reunión de jefes de Gobierno.
Reunión de jefes de Gobierno.

Las instituciones europeas (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional)  ya tienen encima de la mesa la nueva propuesta que ha presentado Grecia y han comenzado su análisis. “Tienen la intención de comunicar su evaluación al Eurogrupo antes de que termine el día”, ha señalado el portavoz comunitario Margaritis Schinas en la conferencia de prensa diaria de la institución.

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, mantendría una teleconferencia con el Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, para hacer una valoración conjunta.

A pesar de la prudencia oficial, el ambiente que se respira en los pasillos de la Comisión es mucho más optimista que hace unos días. En primer lugar, porque se han cumplido los plazos fijados y Atenas ha presentado su plan de reformas en el plazo establecido. También, por el contenido del programa presentado, con los recortes, ajustes y subida de impuestos que se le exigía a Grecia.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha sido uno de los primeros que ha hecho público ese buen tono. “Soy más optimista que en el pasado”, ha dicho. Incluso, contempla la posibilidad de no tener que celebrar la cumbre de jefes de Estado de la zona euro prevista para el domingo (sí, en cualquier caso, la cumbre de los 28 Estados Miebros). “Esperamos no volver a vernos otra vez el domingo. Eso quiere decir que el acuerdo sobre Grecia puede alcanzarse incluso la jornada del sábado por los ministros de Economía”, dijo Renzi. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo por su parte, que el sábado se adoptará una “decisión mayor a tomar con mucho cuidado”.

Más  cauto se ha mostrado ministro de Economía eslovaco y viceprimer ministro, Peter Kazimir, uno de los más críticos hasta hora. Kazimir  ha ironizado sobre “cómo de rápido puede una oruga convertirse en mariposa”.   El ministro eslovaco ha indicado que se han producido “avances” en la crisis griega, pero ha advertido de que por el momento “no está claro si será suficiente” o si serán necesarias más medidas.

Según se espera, esta tarde noche, la troika hará una primera valoración del plan presentado por Grecia y se espera que incluya también una estimación de cuánto dinero puede necesitar los bancos en este momento, ya que a la profunda crisis se suma los acontecimientos de la última semana, con la paralización del sistema financiero y las restricciones de capital impuestas. Algunas fuentes han estimado que las necesidades de capital puedan ascender a más de 60.000 millones de euros.

La troika tendrá que decidir también si Grecia se precalifica para para el programa de rescate solicitado. A partir de ahí, la reunión de los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) decidiría en su reunión del sábado a las 15.

Pero el escenario más optimista tiene aún que hacer frente a varios escollo. En primer lugar, la oposición de algunos países al tercer rescate, posición encabezada por Alemania y defendida por los países Bálticos y Finlandia, entre otros. 

Además, hay obstáculos de carácter político y legal, como el hecho de que el inicio de las negociaciones con Greciaa necesite el visto bueno de cinco Parlamentos: Alemania, Finalandia, Holanda, Estonia y Eslovenia, países que precisamente han mostrado oposición al tercer programa de ayuda.

En caso de que se llegue al acuerdo, el BCE podría decidir este mismo fin de semana elevar las inyecciones de liquidez a los bancos, aunque se desconoce si ese movimiento sería suficiente para levantar el corralito. No se descarta que, en este escenario optimista, el corralito se levante de manera gradual para evitar un colapso.

Normas
Entra en El País para participar