Los salairos disminuyen un 8,1% en términos reales durante la crisis
Un camarero en una terraza en Getxo. EFEArchivo
Un camarero en una terraza en Getxo. EFE/Archivo EFE

¿En qué sectores se pagan los salarios más altos?

Más allá de lo que están subiendo o bajando los sueldos que se pactan cada mes en convenio, el INE elabora la Encuesta Anual de Estructura Salarial que es el estudio más completo que existe sobre cuánto ganan los trabajadores en España. Las últimas cifras publicadas ayer son relativas a 2013, último año durante el que se destruyó empleo y primer ejercicio en el que el PIB retornó a tasas positivas.

Pues bien, ese año la ganancia media anual por trabajador ascendió a 22.697,86 euros, un 0,1% menos que el año anterior. Esa fue la variación nominal que registraron los salarios en términos globales, pero ¿cuál fue la evolución en términos reales, es decir, descontando los efectos de la inflación? Ese año el IPC medio ascendió al 1,4%, lo que da como resultado una disminución de los salarios del 1,5% en términos reales. Si se analizan los datos de toda la serie histórica de esta estadística, que solo se remonta a 2008, se puede concluir que durante la crisis los salarios acumularon una rebaja del 8,1%.

Esto es así porque si se comparan las cifras de cuál era el salario medio con la inflación de cada año, salvo en 2009, cuando el IPC finalizó el ejercicio con una tasa promedio del -0,3% y los salarios se incrementaron un 2,8% anual, el resto de ejercicios, que coincidió con el recrudecimiento de la crisis económica, se saldó con sucesivas pérdidas de poder adquisitivo del 0,6%, 2,8%, 3,2% y 1,5%, respectivamente. Conclusión: los salarios se anotaban a finales de 2013 una depreciación en términos reales de ese 8,1%.

No obstante, aunque habrá que esperar a la publicación de la próxima encuesta, esta situación se habrá mitigado a lo largo del año pasado no tanto porque los salarios se hayan incrementado; y sí porque la inflación entró en tasas negativas, donde todavía se mantiene.

En cuanto al resto de información que ofrece este estudio, solo recordar que como suele ser habitual en las medias, los ciudadanos suelen criticar las cifras que se fijan como salario promedio, puesto que figuran muchos más trabajadores en los valores más bajos que en los sueldos más elevados. Por ello, se ajusta más a la realidad tanto el sueldo mediano (aquel que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen uno inferior), que arrojó un valor de 19.029,66 euros en 2013. Además, se utiliza el salario más frecuente, que ascendió ese año a 15.500 euros.

Por sexo, la ganancia media anual fue de 25.675 euros para los hombres y de 19.514 para las mujeres, lo que supone que las féminas ganaron de promedio el equivalente al 76% del sueldo de los varones. Esta diferencia se recorta ostensiblemente si se consideran situaciones similares respecto a variables como el tipo de contrato, la jornada, la ocupación o la antigüedad en la empresa.

La actividad económica que presentó el mayor salario medio en 2013 fue suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 52.827 euros por trabajador, cifra que fue un 132,7% superior a la media nacional. La siguiente actividad con el salario más alto fue actividades financieras y de seguros, con 39.607 euros. Por el contrario, hostelería y actividades administrativas y servicios auxiliares recibieron el menor salario, con 13.851 y 15.809 euros, respectivamente. Se trata de cifras un 39% y un 30,3% inferiores a la media. Así, en términos generales la crisis no ha variado un ápice la estructura de los salarios en España. Los sueldos más elevados siguen siendo para los españoles, varones, que trabajan en el sector energético con contrato indefinido y en País Vasco, Madrid o Cataluña.

Sube la remuneración a jornada completa

Otro de los aspectos que destacó la estadística publicada ayer por el INE es la brecha que existe entre los trabajadores con contrato a tiempo completo y aquellos que cuentan con otro a tiempo parcial. Los primeros recibieron en 2013 una remuneración media de 26.697,86 euros, que contrasta con la de los trabajadores a tiempo parcial (10.056,10 euros), una brecha lógica por la diferencia de horas trabajadas. El salario medio de los contratados a tiempo completo subió un 1% respecto a 2012, mientras que el de los contratados a tiempo parcial se redujo un 2,6%.

La ganancia media anual de las mujeres con contrato a tiempo parcial, modalidad muy feminizada, descendió un 2,2% en 2013, hasta sumar 9.766,17 euros, mientras que las de los hombres en esta misma situación se redujo un 3,3%, hasta los 10.670,74 euros.

Atendiendo a la ganancia por hora, la de las mujeres contratadas a tiempo completo creció un 0,9% en 2013, hasta los 13,91 euros, mientras que la de los varones aumentó un 0,5%, hasta los 16,12 euros. En el caso del tiempo parcial, la ganancia media por hora se incrementó un 1,2% en las mujeres, hasta los 10,39 euros, y cayó un 2% en los varones, hasta 12,64 euros.

Los directores y gerentes (51.594 euros), otros técnicos y profesionales científicos (35.885) y técnicos y profesionales científicos e intelectuales de la salud y la enseñanza (29.807) constituyeron los grupos de ocupación con la ganancia media anual más elevada.

En cambio, los trabajadores no cualificados en servicios excepto transporte (12.601), trabajadores de los servicios de restauración y comercio (14.642) y trabajadores de los servicios de la salud y el cuidado de las personas (15.240) fueron los menos remunerados.

Normas
Entra en EL PAÍS