Lo ha encargado a tres catedráticos de la Universidad Carlos III

Rato pide un nuevo informe pericial de la OPS de Bankia

El expresidente de Bankia ha pedido que se de acceso a toda la documentación a tres catedráticos de derecho financiero.

Otras partes se niegan a que se faciliten datos a sus "amiguetes".

El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.
El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.

El expresidente de Bankia Rodrigo Rato ha solicitado al juzgado que se le permita presentar una nueva prueba pericial sobre las circunstancias de la salida a Bolsa de la entidad, según ha podido saber este diario.

El informe ha sido encargado a la Universidad Carlos III de Madrid, a través de su Estudio Jurídico, que ha designado a tres profesores de su claustro para elaborar el análisis.

Se trata de Juan Zorzona Pérez, catedrático de Derecho Financiero y Tributario, a quien, según Europa Press, también recurrió el expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán para rebatir las irregularidades detectadas por la Intervención General del Estado en el caso de los ERE.

Los otros dos profesores son Mikel Tapia Torres, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad y Juan Miguel García Lara, Catedrático de Economía Financiera y Contabilidad.

“Para la debida confección del mismo, se hace preciso acceder al contenido de las diferentes piezas de documentación obrantes en la causa”, argumenta la defensa de Rato, que solicita “obtener las copias de aquellos particulares que considere necesarios”.

El objetivo es ofrecer un nuevo contrainforme que reste peso en la causa a la prueba pericial que el juez encargó a dos inspectores del Banco de España, en el que se detallan diversas irregularidades.

La conclusión principal del análisis de los peritos judiciales es, de hecho, que el salto al parqué de la entidad en 2012 se realizó ofreciendo información que no se corresponde con la realidad.

Este es uno de los motivos por los que la Audiencia Nacional ha impuesto una fianza de 34 millones de euros a Bankia, su matriz BFA, Rato y otros cuatro exresponsables de la firma, a fin de resarcir a los accionistas personados en la causa si así lo dictaminara el juez.

Otras partes personadas en la causa no han tardado en oponerse por escrito a la solicitud de Rato, alegando, en primer lugar que “los dictámentes que aporten las partes” no son “pruebas periciales”.

Más allá, exponen, esta documentación que quieran aportar los acusados “en el ejercicio de su defensa” debe ser elaborada “con base a las informaciones que ellos faciliten a los informantes”.

Por tanto, los representantes de algunos de los afectados del casose niegan a que se facilite información adicional a los expertos designados por Rato ya que este busca aportar “informes de amiguetes, que aunque muy preparados, intentarán disvirtuar la verdad, para servir a los intereses de los imputados”.

Tanto la solicitud de Rato como la réplica de las otras partes han sido remitidas a la Audiencia Nacional en los últimos días y están a la espera de lo que dictamine el juez instructor Fernando Andreu.

Nuevos afectados piden que se eleve la fianza

El juez instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, estableció inicialmente una fianza solidaria de 800 millones de euros para el expresidente de la entidad Rodrigo Rato, el exconsejero delegado Francisco Verdú, así como los exconsejeros José Manuel Olivas y José Manuel Fernández Norniella.

La medida cautelar fue impuesta después de que los peritos judiciales expusieran que la salida a Bolsa de Bankia se realizó ofreciendo una información a los inversores que no se correspondía con la realidad.

Los 800 millones impuestos tenían por objetivo garantizar el pago de un tercio del montante invertido por los particulares que acudieron al debut bursátil de la entidad (1.800 de los 3.092 millones de euros captados en total) más el tercio adicional que recoge la ley.

Ante los recursos presentados por las partes afectadas, la sala de la Audiencia Nacional decidió rebajar esa cifra inicial de 800 millones a solo 34 millones, que es el volumen invertido por los particulares directamente personados en la causa.

Ahora, sin embargo, nuevos afectados que han iniciado los trámites para personarse en la causa exigen que la fianza se eleve para garantizar también el cobro del dinero que les correspondería.

La defensa de tres nuevos afectados, concretamente, ha solicitado que los imputados eleven la fianza de 34 millones de euros ya abonada (por Bankia y BFA directamente, y a través de las aseguradoras que les cubrían en el caso de los otros cuatro responsables) en un total de 22.998,75 euros.

Normas