Algunas versiones podrán retrasar la llegada de nuevas características y actualizaciones hasta un plazo máximo de 10 años
Microsoft ofrecerá tres opciones para recibir nuevas funciones y actualizaciones en Windows 10

Microsoft ofrecerá tres opciones para recibir nuevas funciones y actualizaciones en Windows 10

Aunque ya se ha dicho en algún momento que los usuarios de Windows 10 Home no podrán aplazar las nuevas actualizaciones, una dispositiva presentada por Microsoft y publicada por Mary Jo Foley confirma que Windows 10 llegará con un enfoque distinto al que Microsoft ha dado hasta ahora al proceso de actualizaciones de su sistema operativo, ya que a partir de la llegada de Windows 10, parece que los clientes tendrán más opciones para actualizar o recibir nuevas características en sus dispositivos.

Microsoft ofrecerá tres opciones para recibir nuevas funciones y actualizaciones en Windows 10

Estas opciones dependerán de la versión del sistema que se esté ejecutando en cada equipo y serán tres ramas distintas, una para los usuarios de Windows 10 Home, otra para los que usen la versión Pro y la última para los clientes que usen la versión Enterprise.

Windows 10 Home

En el caso de los usuarios de Windows 10 Home, la versión más común entre los consumidores, la cosa no cambia y estarán incluidos en la opción o rama que Microsoft ofrecerá como rama actual. Por lo tanto, esto significa que recibirán todas las actualizaciones y novedades a través de Windows Update, tal y como lo hacen actualmente los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1.

En esta opción los consumidores obtendrán las actualizaciones cuando Microsoft lo decida sin que se produzca ningún tipo de interacción del usuario.

Windows 10 Pro y Enterprise
Para estas dos versiones, los de Redmond han pensado en otra rama, denominada rama actual de negocios (Current Branch for Business) o conocida por sus siglas CBB y que aportará a los clientes de estas versiones la posibilidad de retrasar el despliegue de nuevas opciones.

Sin embargo, a pesar de dar esta opción de retrasar la llegada de nuevas características a los clientes con Windows 10 Pro y Windows 10 Enterprise, aquellas actualizaciones que ofrezcan soluciones de seguridad serán instaladas cuando la compañía las libere con el fin de mantener los sistemas actualizados en ese sentido.

Para los clientes con la versión Enterprise de Windows 10, la compañía ha preparado una tercera rama que ha denominado a Largo Plazo y que hará posible que los ordenadores inscritos al LTSB de Microsoft puedan retrasar la llegada de nuevas características y actualizaciones durante un máximo de 10 años. Una opción que los de Redmond estiman que sólo unos pocos clientes se adhieran pero que sin embargo si ofrecerán.

 

Normas
Entra en El País para participar