Ha sido desarrollada por Land Rover
Una nueva tecnología detecta los baches de la carretera y avisa a otros conductores

Una nueva tecnología detecta los baches de la carretera y avisa a otros conductores

El fabricante Land Rover ha presentado el resultado de su investigación y se trata de una nueva tecnología que es capaz de detectar de forma automática los baches que podemos encontrar en el camino y que permitirá evitar pinchazos y otro tipo daños en el propio vehículo provocados por el mal estado de la carretera por donde circulamos.

El sistema permite identificar la ubicación y profundidad de los baches, así como alcantarillas rotas o en mal estado y trasladar esa información en tiempo real a otros vehículos para que puedan reducir la velocidad y evitarles o ajustar la configuración de la suspensión con el fin de reducir el impacto. Además, esa misma información se puede enviar a los organismos o autoridades viales para que puedan proceder a repararlos, puesto que los sensores del vehículo graban los datos del bache junto con la localización GPS.

Según el fabricante británico, de esta forma se ayudaría a reducir la probabilidad de sufrir pinchazos, daños en las ruedas y llantas o en cualquier otro sistema del vehículo. También hay que tener en cuenta que en numerosas ocasiones, un movimiento brusco del volante para evitar un bache puede provocar el descontrol del vehículo por lo tanto un accidente.

Los sensores capaces de detectar este tipo de incidencias, se están desarrollando para la prueba en los modelos Evoque y Discovery Sport y se basan en el control de los cambios de altura de la suspensión del vehículo para determinas las condiciones de la carretera, obteniendo una información que al ser recibida por otros coches, éstos estarían advertidos de antemano pudiendo por lo tanto ajustar su propia suspensión para reducir el impacto al pasar sobre un bache o incluso esquivarlo, consiguiendo que los ocupantes del coche disfruten de un viaje más cómodo sobre todo cuando se circula por carreteras irregulares.

De momento, la tecnología sólo puede detectar los baches si el vehículo pasar por encima de ellos, pero Land Rover ya ha apuntado que se están añadiendo nuevos desarrollos como la incorporación de una cámara enfocando hacia el frente, que podría ir analizando el camino que se va a ir recorriendo con el fin de poder detectar los baches antes de que se hayan pasado por encima.

De esta manera, esta tecnología no conduciría únicamente a mantener mejor las carreteras, sino que podría ser capaz de que los vehículos evitaran automáticamente un bache sin salir de su carril o reducir la velocidad para minimizar la colisión.

 

Normas
Entra en El País para participar