Ofrece a los sindicatos unificar los marcos laborales de sus tres filiales

Telefónica propone negociar un convenio colectivo único en España

El plan afectará a 28.000 trabajadores

Integrará en un único convenio a los empleados de Telefónica de España, Móviles y Soluciones

Logotipo de Telefónica en su sede de Barcelona.
Logotipo de Telefónica en su sede de Barcelona. Reuters

Movimiento de relevancia en las relaciones laborales en Telefónica España, la mayor división del grupo en aportación de ingresos y beneficios. Así, la operadora que dirige Luis Miguel Gilpérez ha propuesto a los sindicatos el establecimiento de un convenio colectivo único para las tres filiales: Telefónica de España, Telefónica Móviles y Telefónica Soluciones.

La medida afectará a los cerca de 28.000 empleados del grupo en este país: 21.000 trabajadores en Telefónica de España, cerca de 6.000 en Móviles y otros 1.000 en Soluciones.

El proceso está en marcha. La compañía ha enviado un escrito a los respectivos comités intercentros de Telefónica de España, Telefónica Móviles España y Telefónica Soluciones, en el que propone comenzar una negociación colectiva conjunta que tendrá como referencia el convenio y la normativa laboral de Telefónica de España, que es la compañía más consolidada por su larga trayectoria, según señalan fuentes sindicales.

La operadora asegura en el escrito que se apoya en el marco establecido por el artículo 87 del Estatuto de los Trabajadores, para empezar la negociación del convenio de empresas vinculadas. Esta es una fórmula surgida de la primera reforma laboral, ya aplicada en alguna eléctrica y en algunas cadenas comerciales, y que busca facilitar los marcos laborales conjuntos en grandes grupos que tienen identidades jurídicas diferenciadas.

Ahora, la propuesta deberá ser aprobada por los distintos comités intercentros de estas filiales, para que cada uno de ellos ceda su representación a la unidad de negociación que se crearía con ese objetivo. Móviles y Soluciones se reunirán el próximo 9 de junio, mientras que en Telefónica de España, UGT ha convocado una reunión extraordinaria proponiendo una respuesta positiva.

En principio, la aprobación de la citada propuesta por parte de los distintos comités intercentros parece probable, según señalan fuentes sindicales, que recuerdan que la representación mayoritaria en cada uno de ellos está en manos de UGT y CC OO (sin ir más lejos, UGT ganó las últimas elecciones sindicales en Telefónica).

El proceso tendría cierta complejidad al ser algo nuevo en Telefónica. La citada unidad de negociación sería responsable de los contactos y el diálogo, si bien debería trasladar posteriormente los avances y resultados a cada uno de los comités.

La implantación de un convenio colectivo único ha sido una demanda de los sindicatos en los últimos años. De hecho, ya se ha estado trabajando en esa dirección en filiales como Móviles, al aprobarse medidas que estaban incluidas en Telefónica de España.

Con este movimiento, la teleco simplificaría las estructuras, además de facilitar la gestión. Además, se limitarían las tensiones laborales al eliminarse las desigualdades entre empleados que pertenecen a distintas filiales pero que llevan a cabo las mismas tareas.

Un efecto de la evolución del mercado

El establecimiento de un convenio colectivo único para las tres filiales de Telefónica en España es consecuencia de la actual evolución del mercado de las telecomunicaciones en España, según señalan fuentes sindicales. En este sentido, UGT defiende en un comunicado que al unificarse las condiciones laborales de las tres empresas se están contrarrestando las ventajas competitivas de las que se están beneficiando otras operadoras, “cuya gestión simplificada reduce ventajosamente sus costes frente a Telefónica de España”.

El sindicado cree que con el convenio colectivo único se obtendrá una mayor estabilidad y empleabilidad futura, además de facilitar una mejor gestión de turnos o evitar la segregación o pérdida de actividades. De igual forma, insiste en que se amplía la garantía de empleo y se aumenta la garantía de permanencia en la residencia laboral, junto con un mayor blindaje entre posibles ERE.

Telefónica de España ha llevado distintos ERE en los últimos años. El último fue el realizado entre los años 2011 y 2013, que afectó a más de 6.800 trabajadores. En cualquier caso, todos los ajustes realizados por la operadora han sido pactados con los sindicatos, y bajo los criterios de voluntariedad, universalidad y no discriminación.

En noviembre pasado, César Alierta, presidente de Telefónica, dijo que la plantilla en España “está bien dimensionada”. En este momento, la compañía mantiene una gran actividad al estar inmersa en un proceso de despliegue de redes de nueva generación, tanto fibra como 4G. En estas circunstancias, Telefónica España amplió plantilla en 2014, por primera vez desde 2010. Así, cerró el año con 30.020 empleados, 256 personas más que un año antes.

Estabilización de las cuentas en 2015

El establecimiento del nuevo marco laboral coincide con una estabilización de las cuentas de Telefónica España. La teleco registró unos ingresos de 2.878 millones de euros en el primer trimestre, un 3,8% menos que en el mismo periodo de 2014. Pese al descenso, fue el mejor primer trimestre desde 2008. La compañía prevé volver a registrar aumentos en los volúmenes de negocio en España a lo largo de 2015.

Normas
Entra en El País para participar