La recuperación económica ha propiciado un mayor uso del coche

Los accidentes de tráfico subieron en 2014 tras cuatro años a la baja

El año pasado hubo 42.000 accidentes de tráfico más que el año anterior

Los heridos por colisiones en carretera creció en 10.268 personas, un 1,8% más que en 2013

Un coche es retirado de la calzada tras sufrir un accidente de tráfico en Asturias.
Un coche es retirado de la calzada tras sufrir un accidente de tráfico en Asturias. Efe

La recuperación económica tiene una cara amarga. El aumento de la actividad y del consumo conlleva un mayor uso del coche, lo que se traduce en un incremento de los accidentes en carretera. El año pasado crecieron por primera vez desde 2010, al igual que el número de heridos y de fallecidos.

La tendencia a una reducción de la siniestralidad vial en España ha comenzado a cambiar, según se desprende del Estudio de la evolución de la siniestralidad vial en España de la Fundación Mutua Madrileña. Este documento señala que en 2014 se registraron 42.000 accidentes más que en el año anterior, invirtiéndose así el descenso paulatino experimentado en los cuatro años anteriores.

Este estudio ha analizado las variaciones registradas en los últimos cinco años en el número de accidentes producidos, el número de heridos, la severidad de las lesiones, así como su distribución en función de la edad y el sexo del conductor del vehículo.

En él, se pone de manifiesto que mientras desde 2010 hasta el inicio de 2014 se redujeron un 16,5% los accidentes de tráfico (474.000 accidentes menos), a partir de 2014 la tendencia descendente cambia, ya que se está observando una recuperación del uso del vehículo. Esto se ha reflejado en el aumento del consumo de combustibles destinados a la automoción. Para los expertos, esta circunstancia ha tenido un claro reflejo en las cifras de siniestralidad vial.

Por otra parte, desde 2010 hasta el inicio de 2014 se redujeron un 4,8% los heridos con motivo de accidentes de tráfico, lo que supuso 28.458 heridos menos. Sin embargo, en el último año los heridos aumentaron en 10.268 personas (un 1,8%).

El 25% de los siniestros en ciudad tiene que ver con la omisión de la distancia de seguridad

Pese al aumento del número total de heridos, en 2014 se registraron menos heridos graves que hace cinco años. La proporción de heridos leves ha pasado del 76,6 por ciento en 2010 al 86,3 por ciento en 2014, lo que quiere decir que la severidad de las lesiones es menor. 


Suben los heridos graves y los fallecimientos

Sin embargo, mientras que hasta 2013 el número de heridos graves se redujo año a año hasta sumar un 15,5% menos (es decir, 1.858 heridos graves menos) en 2014 aumentó ligeramente esta cifra y se registraron 183 heridos graves más.

En cuanto a fallecidos con motivo de accidentes de tráfico, también se invierte la tendencia de los últimos años. Mientras que desde 2010 hasta el inicio de 2014 esta cifra se redujo un 32,2% (798 personas), en 2014 se registraron 31 fallecidos más que en el año anterior (1,8%). Mutua Madrileña destaca también que el número de atropellos ha crecido casi el 15% desde 2010.


Perfil del conductor accidentado

En cuanto a la edad de los conductores causantes de los accidentes, desde 2010 hasta 2013, todos los grupos de edad redujeron su siniestralidad, aunque fueron los más jóvenes los que lo hicieron en mayor medida (un 27% que en 2010). Este hecho se atribuye más a un descenso del uso del vehículo, debido a la situación de crisis económica, que a una mayor concienciación de los peligros que entraña la conducción, apunta el documento.

En este sentido, Mutua Madrileña indica que la recuperación del uso del vehículo en 2014 ha traído consigo que los jóvenes entre 18 y 24 años hayan sido el grupo que más empeoró en el último año, junto al de los conductores entre 51 a 65 años. A su juicio, este último dato explica porque muchos conductores jóvenes utilizan los vehículos de la unidad familiar.

“Todo ello evidencia la necesidad de seguir desarrollando campañas específicas de seguridad vial hacia este colectivo, no solo de cara a reducir sus actuales ratios de siniestralidad, sino también como medida de prevención de cara al futuro”, indican los expertos.

Atendiendo al género de los conductores, la diferencia entre las cifras de accidentes causados por hombres y mujeres se ha reducido en los últimos 5 años, aunque los conductores varones hasta 35 años siguen causando alrededor de un 13% más de accidentes que las mujeres de su misma edad.

En cuanto a las circunstancias en las que se producen los accidentes, cabe destacar que un 25% de los siniestros en zona urbana están relacionados con la distancia de seguridad. El más frecuente, de hecho, continúa siendo la colisión en la parte trasera de otro vehículo, seguida por el cambio de carril y la colisión en las rotondas.


Encarecimiento de los seguros

El aumento de los siniestros en carretera está siendo analizado con lupa por las compañías de seguros, puesto que supone un incremento de las indemnizaciones que tienen que abonar. Además, a este efecto se suma la revisión al alza del baremo de indemnizaciones, que obligará al seguro a ofrecer mayores compensaciones a las víctimas de accidentes. De acuerdo con los directivos del sector, estos dos factores van a obligar a las entidades a incrementar las primas que cobran en los seguros de auto. Entre 2015 y 2015 podría subir más de un 5%, después de varios años de descensos.

Normas