O2 aportó en 2014 el 14% de los ingresos de la operadora

Telefónica, llega la hora clave para Reino Unido y Brasil

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.Pablo Monge

Momentos de gran agitación en Telefónica. La compañía está afrontando dos operaciones corporativas de gran calado, que van a afectar tanto a su cuenta de resultados como a su presencia geográfica a ambos lados del Atlántico.

Así, por un lado, la compañía ha llegado a un acuerdo definitivo para la venta de su filial británica O2 a Hutchison Whampoa por cerca de 10.500 millones de libras (unos 14.300 millones de euros). Por otro, el consejo de administración de la autoridad reguladora brasileña de la competencia CADE podría hoy la aprobación definitiva de la compra de GVT, filial de Vivendi en el país, valorada en algo más de 7.400 millones.

Ambas transacciones van a provocar un drástico cambio en la estructura de resultados de Telefónica. Ganará peso Latinoamérica y reducirá influencia Europa, que queda en manos únicamente de España y Alemania, una vez cerradas las salidas de República Checa, Eslovaquia, Irlanda y ahora Reino Unido. Así, Latinoamérica pasará a aportar más del 55% de los ingresos, con Brasil a la cabeza, frente al 48% de 2014.

Y es que Reino Unido, con un volumen de negocio de 7.062 millones de euros, supuso el pasado año el 14% de los ingresos y el 11,2% del beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Oibda) de la operadora española, que superó los 1.744 millones. Telefónica compensará ligeramente en el Viejo Continente esta salida de su perímetro de consolidación, con la entrada de E-Plus, operación cerrada en octubre de 2014, y que solo contabilizó en el cuarto trimestre del año. Alemania generó en 2014 unos ingresos de 5.522 millones de euros, aunque de contabilizarse la citada E-Plus en el conjunto del ejercicio, el mercado teutón habría aportado 7.793 millones.

Con respecto a Latinoamérica, Telefónica integrará GVT, filial de Vivendi, lo que provocará un incremento de su volumen de negocio. Según explicó Vivendi en la presentación de sus cuentas de 2014, esta operador, especializada en el negocio de la banda ancha fija, registró en 2014 unos ingresos de 1.765 millones de euros, un 12,8% más que en el ejercicio anterior, con un Ebitda de 702 millones, cifra que supone un aumento del 8,4%.

Con la compra, Telefónica reforzará su posición en la banda ancha fija en Brasil frente a rivales como Claro, filial de América Móvil, y Oi. Hasta ahora, su presencia en este ámbito quedaba circunscrita casi únicamente al estado de Sao Paulo. Sin embargo, GVT ha mantenido un agresivo plan de expansión en los últimos tiempos que le ha permitido llevar su red a 156 ciudades de todo Brasil, alcanzando los 10,4 millones de hogares.

Una vez cerrada la adquisición de GVT, Telefónica permanecerá atenta ante posibles movimientos corporativos en el negocio de la telefonía móvil en Brasil, donde se mantiene como líder con más de 80 millones de clientes. Desde hace muchos meses, en el mercado se ha especulado con la posible venta de TIM Brasil, filial en el país de Telecom Italia. El grupo transalpino dividiría su filial en distintas partes, que serían vendidas al resto de rivales: Oi, América Móvil y la propia Telefónica.

La transacción, no obstante, debería ser aprobada por las autoridades de la competencia, que hasta ahora han rechazado este movimiento puesto que supondría reducir el número de operadores móviles de red, de cuatro a tres. En sentido contrario, las operadoras defienden que solo con la integración, podrán obtener la rentabilidad suficiente para afrontar las fuertes inversiones necesarias para desplegar las redes de móvil 4G.

En cualquier caso, Telefónica se está posicionando y recuperando flexibilidad financiera para encarar cualquier movimiento en Brasil, uno de sus mercados principales.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso

Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.

Normas

Más información

Archivado En