Con la mirada puesta en las pymes

Renting, un mercado con mucho recorrido

Renting, un mercado con mucho recorrido

El año ha empezado con buenas perspectivas para el renting de vehículos en España. El crecimiento que ha experimentado el sector en los dos primeros meses ha estado cercano al 42%. Es cierto que 2014 fue el primer ejercicio en el que se registró una subida del negocio tras cinco años de bajada continuada. Por tanto, las cifras de enero y febrero reflejan que se parte de una base muy baja, pero también que, después de haber pospuesto decisiones y reducido las flotas durante los últimos años, las empresas se plantean reanudar sus inversiones empujadas por la incipiente mejora de la economía.

“Todavía estamos en un momento muy incipiente. No obstante, los datos de las principales compañías determinan que el crecimiento es sostenible. Se mantienen los porcentajes de 2014, tanto en número de contratos como en volumen total de nuevas operaciones”, asegura Manuel García Fernández, secretario general de la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR). Al final del ejercicio, el renting crecerá por encima del 20%, “siendo prudentes, aunque albergamos la esperanza de que sea mucho mayor”, según sus estimaciones.

De momento, hasta febrero, un total de 83.016 vehículos, de los 184.401 matriculados, han sido comprados por empresas. El número de coches de negocio financiados por renting se incrementó un 47,5%, mientras que el de vehículos industriales (furgonetas y camiones) subió un 13,6%, según datos de la AELR. Este resultado supone que las empresas adquirieron o financiaron por renting un 27,1% más de turismos, todoterrenos, camiones y furgonetas que un año antes.

Todo apunta a que el negocio va a seguir la estela creciente marcada en 2014, con un incremento de más del 19% en las matriculaciones después de cinco ejercicios consecutivos de descenso de la flota, apunta Cecilia Boned, consejera delegada de Arval: “De hecho, los datos que manejamos del Observatorio del Vehículo de Empresa indican que las compañías –grandes y pequeñas– estiman que su flota crecerá un 10% en los próximos tres años. Además, hay que tener en cuenta que la creación de empresas aumentó en España en 2014, lo cual aporta muchas posibilidades de crecimiento al renting, que, hoy por hoy, es la fórmula más rentable de financiar una flota, una partida estratégica para la gran mayoría de los modelos de negocio de nuestro país”.

En opinión de Boned, el crecimiento del renting va a venir de la mano de las pymes, porque las grandes empresas son ya usuarias históricas de esta fórmula. “Ciertamente, aunque en torno a una de cada diez pymes llama hoy a la puerta de un operador de renting cuando necesita financiar sus coches, este porcentaje subirá en cuanto las buenas cifras macro se trasladen a la microeconomía”.

El mayor usuario del renting en España es la gran empresa

Para acercarse a estos colectivos es necesario que en los canales donde acuden para adquirir un coche –concesionarios y sucursales bancarias– les ofrezcan el renting como una fórmula de financiación más. “Además, es importante que el producto de renting se presente de una forma más simplificada, paquetizada incluso”, subraya Cecilia Boned. Precisamente, la filial de BNP Paribas ha puesto en marcha una serie de paquetes que, con el nombre de planes evolution, pretenden “ponérselo fácil” a la empresa, asumiendo todas las gestiones del vehículo. Estos paquetes aportan condiciones abiertas y cobertura total de servicios que funcionan igual que una tarifa plana. Se trata de facilitar el proceso de contratación, de forma que el autónomo o la pyme pueda incluso formalizarlo por teléfono o por internet.

Después del precio, que es lo que mueve a más de la mitad de las pymes (52%) y micropymes (55%), la marca es el principal factor que tienen en cuenta a la hora de adquirir un coche.
Según el Observatorio del Vehículo de Empresa, un 23% de las pymes reconoce que la flexibilidad en las condiciones de contratación y la garantía de ahorro son las dos principales razones por las que externalizarían la gestión de sus vehículos. Por ahora, solo un 13% del total de las pymes españolas utiliza el renting para solucionar sus necesidades de movilidad, y concentran ya el 28% de la flota total de renting, un 12% más que el año pasado. Esta cifra pone de manifiesto que este producto tiene todavía mucho recorrido en España.

Las compañías estiman que sus flotas crecerán un 10% en los próximos tres años

Pero es necesario a todas luces un cambio de mentalidad. Santos Gutiérrez, responsable de comunicación de Northgate, compañía que apuesta al 100% por el renting flexible y cuyo objetivo en estos momentos son las pequeñas y medianas empresas, considera que “habría que cambiar la cultura de la propiedad, que es la que tienen el consumidor particular y también los pequeños y medianos empresarios españoles”.

En su opinión, el renting flexible brinda una serie de ventajas a la gestión del negocio: “Es cuestión de echar números. El vehículo es una herramienta que, al final de su vida útil, no tiene valor. Por tanto, el renting es una alternativa económicamente inteligente para las pymes por las ventajas fiscales y financieras que les brinda a largo plazo”. Northgate recomienda a las grandes empresas que valoren cuánto renting necesitan en flexible y cuanto en tradicional, “porque, a veces, la combinación de uno y otro puede ser óptima para la gestión de sus flotas”.

En España, en torno al 30% de las inversiones empresariales se realiza a través de las fórmulas de renting y leasing. En algunos países europeos se llega al 90%. “Fuera no acaban de entender por qué en España no se utilizan más estos instrumentos para abordar las inversiones y servicios empresariales de largo plazo”, resalta Manuel García Fernández. El mayor usuario de las operaciones de renting en España es la gran empresa. “La pyme está entrando poco a poco y debemos esforzarnos para sea más conocido el producto, porque es el más eficiente”.

En cuanto a las marcas, las tres más vendidas en el mes de febrero fueron Seat, con 9.395 vehículos, de los que 3.885 se financiaron por renting (un 215,6% más); Volkswagen, con 9.185 vehículos, 2.558 de renting (un 165,3% más), y Opel, que vendió 7.472, de los que 881 fueron también operaciones de renting (un 27,9% menos).

Cifras récord en los primeros meses del año

Turismos y todoterrenos fueron los vehículos que mayor número de operaciones de renting generaron en enero y febrero de 2015, con una cifra total de 23.917 unidades frente a las 16.214 de los mismos meses de 2014.
La mayor parte de las financiaciones de renting de vehículos industriales se centró en el segmento de furgonetas (3.447 unidades), mientras que camiones solo se financiaron 217, según datos de la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR). No obstante, esta última cifra supone un incremento del 53,9% respecto a un año antes. Por su parte, los particulares compraron en los dos primeros meses de este año 101.385 vehículos, lo que representa un aumento del 27,8%.

La comunidad autónoma que más matriculaciones realizó en febrero fue Madrid, con 36.602 vehículos, de los que 14.851 fueron financiados en operaciones de renting. Estos datos significan que el total de las matriculaciones se ha elevado un 31% respecto al mismo mes de 2014, y constituyen una gran subida, el 45,4%, en las operaciones de renting. Le siguió Cataluña, con 15.095 unidades matriculadas, de las que 1.694 fueron operaciones de renting. En Cataluña también se produjo un crecimiento del 31% en las matriculaciones totales, y un 21,4% en las de renting.

La tercera comunidad donde mayor número de operaciones se llevó a cabo en febrero fue Canarias, con solo 116, cifra que supone una caída del 29,2%.

Los sectores que más recurrieron a los servicios de renting de vehículos en 2014 fueron industria química y farmacéutica, comercio al por mayor, transporte, almacenamiento y comunicaciones.

Normas