El Gobierno podría ofertar 30 millones a cada uno por diseñar los cursos

El modelo de formación dependerá del dinero para CEOE y sindicatos

De izquierda a derecha sentados: Cándido Méndez (UGT), Ignacio Fernández Toxo (CC OO). De pie: Juan Rosell (CEOE) y Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social.
De izquierda a derecha sentados: Cándido Méndez (UGT), Ignacio Fernández Toxo (CC OO). De pie: Juan Rosell (CEOE) y Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social.

Desde hace varias semanas el Gobierno amaga con aprobar en el Consejo de Ministros un Real Decreto que reformará el actual sistema de formación continua a los trabajadores. El Ministerio de Empleo lleva meses negociando “intensamente” con patronal y sindicatos cómo diseñar el nuevo modelo formativo, según aseguraba ayer la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo.

Si bien, ante la posibilidad de que no hubiera acuerdo con los agentes sociales, el Gobierno ha amenazado en varias ocasiones con aprobar el decreto de forma unilateral y sin el respaldo patronal y sindical. Hasta ayer mismo no se supo que el Consejo de Ministros no aprobará hoy este decreto y que las partes se siguen dando más tiempo para cerrar un acuerdo.

La mayor fuente de conflicto llega del lado empresarial, que rechaza frontalmente que el futuro sistema saque a las patronales (y a los sindicatos) de la ejecución de la formación de oferta. Pero en las últimas reuniones los negociadores parecen haber encontrado la solución: mantener a la patronal y a los sindicatos en el diseño de los programas nacionales de formación de oferta y retribuirles por ello.

Fuentes de la negociación aseguran que las partes están de acuerdo en esta fórmula pero ahora deben cuantificar estas retribuciones porque según insistió el presidente de CEOE, Juan Rosell, diseñar la formación “cuesta dinero y hay que pagarlo”. Pero ¿cuanto? Estas mismas fuentes aseguran que la última oferta del Ejecutivo podría estar entre los 30 millones de euros para los empresarios y otros 30 pasa los sindicatos. Si la patronal aceptara esta oferta (porque se espera que los sindicatos la acepten) Empleo podría llevar el Real Decreto al Consejo de Ministros del próximo viernes.

Según esta nueva oferta, las organizaciones patronales y sindicales seguirán formando parte de la Fundación Tripartita para la formación aunque ya no con el mismo peso que la Administración –que pasará a ser mayoritaria en este organismo–, tal y como estaba previsto desde un principio. Igualmente el Gobierno mantendrá que la patronal y los sindicatos dejen de repartirse una parte del dinero destinado a la formación de oferta para ejecutar los cursos. Así, su impartición quedará abierta a la libre concurrencia en un 100% de las subvenciones. Así, cualquier centro acreditado de formación podrá optar a la adjudicación de dichos cursos en igualdad de condiciones que los centros de las organizaciones sindicales y empresariales.

Otras novedades del nuevo modelo serán la creación de un cheque formativo para parados, que podrán elegir dónde se gastan el dinero para formarse. La Seguridad Social tendrá una cuenta individual de cada afiliado donde se recoja la formación recibida. Y se creará una unidad especial de vigilancia que controlará el uso de estos fondos y que dependerá del Ministerio de Empleo (hasta ahora ese control lo ejercía el Servicio Público de Empleo y las autonomías)

Apenas el 16% de los parados se está formando

La patronal que aglutina a las grandes empresas de trabajo temporal (Asempleo) advirtió que la tasa de desempleo para las personas que han completado la universidad es la mitad que la de la población que estudió un grado medio y casi tres veces inferior a la de los que cursaron educación básica.

Con estos datos, la patronal de las grandes ETT aseguró que “la formación aumenta la probabilidad de encontrar empleo” y que por ello “resulta vital seguir formándose mientras se está parado”.

Sin embargo, calificó como “sorprendente” que en el cuarto trimestre de 2014 sólo el 16,7% de los parados realizara algún curso de formación reglado o no reglado. En ese trimestre, un 23% de los parados con educación superior encontró puesto de trabajo, un dato superior al 14,5% de los que tenían estudios medios y al 9,9% con formación básica.

Asimismo, explicó que las comunidades autónomas con mayor proporción de población activa con estudios superiores son las que tienen menor tasa de desempleo y las que ofrecen una mayor probabilidad de encontrar trabajo estando parado. De esta manera, La Rioja y Navarra son las autonomías donde se registra una mayor probabilidad de encontrar empleo al presentar índices cercano al 20% cuando la media nacional se sitúa en el 15,7%.

Por otra parte, los técnicos de esta patronal calcularon ayer que en 2015 la economía española creará alrededor de 400.000 empleos, lo que queda ligeramente por debajo de la creación de puestos de trabajo en 2014. Y es muy inferior a los casi 600.000 empleos previstos por el Gobierno para el presente ejercicio.

Normas