Breakingviews

La celebrada subida salarial alemana

Los miembros del mayor sindicato de Alemania, los trabajadores metalúrgicos, han logrado un aumento salarial del 3,4% para el año 2015. Se trata de la mayor ganancia en años y es al menos tres veces superior a la tasa de inflación. Es probable que el acuerdo sea un referente para otros sectores.

El acuerdo marca el fin definitivo de la era de la moderación salarial nacional. En 2009, los sueldos brutos ajustados a la inflación fueron un 4,3% menores que en el año 2000. Hubo que esperar hasta 2014 para superar el nivel del cambio de siglo. Ahora los salarios están avanzando.

Puede que el sindicato IG Metall y los empleadores hayan estado pensando en el consejo del pasado verano del Bundesbank. El influyente banco alemán central pidió aumentos salariales que reflejaran la deseada inflación del 2%, además de los beneficios de una mayor productividad laboral. El nuevo acuerdo está incluso ligeramente por encima de esta recomendación.

Los mayores costes laborales harán que sea un poco más fácil competir contra los fabricantes alemanes

Los empleadores de los trabajadores metalúrgicos pueden tener algunas dificultades, aunque la debilidad del euro ofrece cierta compensación. Pero todo el mundo se beneficiará de un mayor poder adquisitivo de los empleados. De hecho, la débil demanda de los hogares, que una vez fue una preocupación clave sobre la economía alemana, se ha desvanecido. Durante los últimos cinco años, la demanda interna representó dos tercios del crecimiento total del PIB. En el último trimestre de 2014, el consumo real creció un sorprendente 1,7%.

Los socios comerciales de Alemania apreciarán el trato. Los mayores costes laborales harán que para ellos sea un poco más fácil competir contra los fabricantes alemanes y tendrán más oportunidades para vender a los consumidores alemanes mejor pagados.

El acuerdo se pactó con relativa rapidez y con solo unas pocas huelgas cortas y simbólicas. Una resolución de eficiente no puede darse por sentado en Alemania, como muestran los prolongados conflictos laborales que involucran a maquinistas de trenes y pilotos de aerolíneas lo muestran claramente. Puede que el acuerdo salarial de los trabajadores metalúrgicos sea una plantilla tanto para el estilo como para las cifras.

Normas