La Audiencia Nacional avala las cantidades
Trabajadores de Coca-Cola protestan contra el ERE el año pasado.
Trabajadores de Coca-Cola protestan contra el ERE el año pasado.

Acuerdo en el pago de los salarios de los trabajadores de Coca-Cola

Coca-Cola calcula que tendrá que pagar 7,4 millones de euros

Coca-Cola Iberian Partners ha asegurado este lunes en un comunicado que la negociación por los salarios a abonar a los despedidos en el ERE declarado nulo por la Audiencia Nacional ha llegado a su fin. En la nómina de este mes, los 351 trabajadores recibirán el sueldo de este mes junto con los salarios de sustentación.

El acuerdo se ha alcanzado tras una reunión de conciliación celebrada este lunes por la mañana. La compañía abonará ahora los salarios desde el 12 de junio hasta el 31 de enero, además de la nómina de febrero. Fuentes sindicales han confirmado la información avanzada por Coca-Cola Iberian Partners.

El enésismo capítulo de la Guerra de las Burbujas pone así punto final y los trabajadores volverán a tener ingresos. La empresa ha cedido y no demandará a los trabajadores la devolución de las indemnizaciones por despido. En total, la compañía calcula que se gastará 7,4 millones de euros. Según informa la compañía en la nota, este acuerdo viene avalado por la Audiencia Nacional.

Según la compañía, la semana pasada ya se abonó la nómina de enero. Los 351 trabajadores afectados por esta decisión son aquellos que solicitaron la ejecución provisional de la sentancia de nulidad del ERE comunicada por la Audiencia Nacional.

Fuentes cercanas a la compañía avanzaron este acuerdo el pasado 6 de febrero, cuando ni siquiera los representantes de los trabajadores afirmaban que se hubiera producido. Durante estos días han permanecido las negociaciones sobre las cantidades adeudadas a cada uno de los trabajadores.

El tema de los salarios ha centrado las disputas entre empresa y trabajadores en los últimos dos meses. Después de que el 20 de noviembre la Audiencia Nacional obligase a la ejecución de la sentencia de nulidad y obligase a la empresa a readmitir a los trabajadores, no se había alcanzado un acuerdo sobre las condiciones. La propia compañía había dictaminado que los trabajadores que no se reincorporasen a otras plantas no recibirían sus salarios, un hecho que fue rechazado por el propio tribunal, que obligó a la empresa a pagarles sus sueldos aunque no se reincorporasen.

En cuanto al resto de capítulos de este conflicto, entre los que se encuentra el desmantelamiento o reapertura de las plantas cerradas, quedarán en suspenso hasta que el Tribunal Supremo sentencie de forma definitiva sobre la nulidad del ERE. Este año, el alto tribunal deberá valorar el recurso presentado por Iberian Partners ante la nulidad decretada por la Audiencia.

Normas