El Volkswagen Polo y el Opel Corsa, el tercero y cuarto más vendidos en la UE

Los coches ‘made in Spain’ que triunfan en Europa

El Renault Captur, que se fabrica en Valladolid,se ha colocado entre los 10 más vendidos de diciemre

El Volkswagen Polo GTI
El Volkswagen Polo GTI

Dos de los diez coches más vendidos en Europa el año pasado son de factura española. Las plantas españolas exportan el 84,9% de todo lo que producen a más de 120 destinos en todo el mundo pero los países europeos absorben casi el 80% de todas esas ventas, si se tiene en cuenta la Europa de los 27. Entre estos compradores masivos, el Opel Corsa, que se produce en Figueruelas (Zaragoza) y el Volkswagen Polo, que se monta en Landaben (Navarra) son dos de los más deseados.
En concreto, el año pasado se vendieron en los países europeos, según los datos que recoge la consultora especializada Jato Dynamics, unos 280.378 Polos, un 5,2% más que en el año anterior y unos 252.420 Corsas, también un 5,2% más que en 2013. La cabeza del pelotón fue, por séptimo año consecutivo, el Volkswagen Golf, que vendió 520.958 vehículos, lo que representa un 11,1% más que en el año anterior. Entre las ventas de Golf, de Polo y del resto de sus modelos, Volkswagen consigue colocarse en primera posición también como marca, con 1,6 millones de unidades vendidas en 2014, un 3,9% más que en el conjunto del año anterior.
Los expertos de Jato también destacan el buen desempeño de otros dos coches fabricados en España: el Renault Captur, que se fabrica en Valladolid, y el Seat León, que se produce en Martorell (Barcelona).
El Captur ha experimentado un crecimiento meteórico en los dos años escasos que lleva en el mercado (empezó a fabricarse en febrero de 2013), con un gran éxito comercial. “La aparición de Renault Captur entre los 10 más vendidos en Europa en el mes de diciembre (aunque no consigue una posición entre los 10 primeros del año) da buena muestra de la fortaleza del mercado de los todocaminos pequeños”, señalaron desde Jato. El vicepresidente del segmento de Datos de la consultora, Brian Walters, agregó además que “aunque el Golf haya sido el coche más vendido durante siete años consecutivos, el mercado aún está receptivo a los nuevos lanzamientos como se desprende del éxito comercial del Captur”, ventas que se ven apoyadas por el fuerte crecimiento del Opel Mokka y del Peugeot 2008, ambos también del segmento de todocaminos pequeños.
“En España, hacemos un tipo de vehículo muy eficiente, con bajos consumos y muy adaptado a las necesidades actuales del cliente mundial. Además, cada día hacemos vehículos de mayor valor añadido, que proporcionan un impulso adicional a la balanza comercial española. Este mismo año, gracias a las exportaciones de vehículos, España alcanzará de nuevo los 16.000 millones de € de superávit comercial en la fabricación de vehículos”, afirmó Mario Armero, vicepresidente de la patronal española de fabricantes de coches Anfac a CincoDías.
Desde Anfac, resaltan que las exportaciones de coches se han diversificado en cuanto a mercados, ampliando sus horizontes mucho más allá de Europa. En concreto, en el último año se han disparado las exportaciones hacia Corea del Sur (que han crecido más de un 850%) y hacia Japón (más de un 220%) El directivo se muestra convencido de que “todos estos nuevos vehículos, más diversificados, los nuevos conceptos de coches, y las nuevas tecnologías consiguen que la industria del automóvil esté liderando el camino hacia una recuperación económica e industrial”.

España se queda con más vehículos

La mejoría de las matriculaciones en el mercado español durante el año pasado también tiene su impacto en las ventas de coches fuera de las fronteras del país. En concreto, el año pasado se matricularon 855.308 unidades, un 18,4% más que en el año anterior y este incremento ha provocado que la cuota de exportación frente a la producción española se haya reducido.
Mientras que en 2011 se exportaron el 89,4% de todos los vehículos fabricados en España, la tasa más alta de exportación desde 2004, el año pasado, esta cuota se redujo al 84,9%. No es su tasa más baja pero está por debajo de los niveles registrados en 2008, el primer año de caída de las matriculaciones en España desde las ventas récord de 2007.
Y es que los españoles no difieren en gustos respecto de los europeos. El Volkswagen Polo y el Opel Corsa también están en el podio, pero en quinta y sexta posición respectivamente detrás del Renault Megane, el Citroën C4 y los Seat León o Ibiza.

Landaben y Figueruelas crecen

Las plantas españolas que fabrican el Volkswagen Polo y el Opel Corsa reciben en sus cuentas el impacto positivo de las buenas ventas de estos modelos. En concreto, a cierre de 2014, la factoría de Volkswagen en Landaben (Navarra) donde se fabrica el Polo incrementó su producción en un 5,3% respecto del año anterior y sacó al mercado 305.700 unidades del modelo Polo. Desde la marca destacaron que la factoría “exportó el 93% de su producción a 80 países de todo el mundo” y que el Polo es el “único vehículo made in Spain que se ha colocado entre los 20 modelos más vendidos del mundo”.