Varios miles de manifestantes acuden a la marcha bajo el lema “No vamos a sucumbir al chantaje”
Manifestantes concentrados en la plaza Syntagma como respuesta a la decisión del BCE Ver fotogalería
Manifestantes concentrados en la plaza Syntagma como respuesta a la decisión del BCE REUTERS

Los griegos salen a la calle contra la decisión del Banco Central Europeo

El ultimátum del BCE anunciado ayer no solo se ha dejado sentir en el mercado. Los ciudadanos griegos han reaccionado al mensaje lanzado por el organismo encargado de la política monetaria y esta tarde han celebrado una manifestación en apoyo al nuevo Gobierno en la céntrica plaza Syntagma de Atenas.

La decisión del BCE de dejar de aceptar deuda griega como garantía en sus operaciones de refinanciación, con el objetivo de frenar las exigencias del Ejecutivo encabezado por Alexis Tripas, no intimidan a los griegos. Bajo el lema de "No vamos a sucumbir al chantaje", el evento que ha sido difundido por medio de las redes sociales espera concentrar a al menos 2.800 personas.

“La era de una Grecia de rodillas y de gobiernos sumisos ha terminado. Apoyamos la firme actitud de nuestro Gobierno”, afirman los organizadores de la convocatoria, según declaraciones recogidas por EFE. Grecia lleva “los últimos cinco años viviendo bajo el yugo de los memorandos”, señalan, y consideran que Tsipras “honra el mandato otorgado por el pueblo griego”.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, ya recalcó hoy en declaraciones a la televisión privada Mega que se trata de “presión política”, por parte del BCE, dentro del proceso de negociación de Grecia con sus socios.

Por las redes sociales circula ya una nueva convocatoria en diferentes plazas del país, como la de Syntagma, cuya fecha podría ser entre el 15 o el 16 de febrero, esta vez para apoyar la decisión del Gobierno de oponerse a los recortes impuestos por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional).

La de este jueves ha sido una jornada repleta de acontecimientos para Grecia. A la constitución del nuevo Parlamento se suma la reunión que han mantenido los ministros de Finanzas de Grecia y Alemana. El titular heleno, Yanis Varufakis, ha vuelto a recalcar que no pedirá una prórroga del rescate. En la rueda de prensa conjunta celebrada por ambos dirigentes, el ministro griego ha pedido un programa puente hasta mayo y ha solicitado que sus propuestas sean escuchadas. Por su parte, Wolfgang Schäuble ha vuelto a insistir en que Grecia debe continuar negociando con las tres instituciones encargadas de la ayuda.

Alexis Tsipras, en su discurso ante los diputados ha vuelto a insistir en que Grecia va a poner fin de una vez por todas a las políticas de austeridad, siguiendo los compromisos adquiridos por su partido. “Grecia ya no aceptará más órdenes, especialmente órdenes recibidas por correo electrónico”, ha aseverado. No obstante, ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a los inversores para evitar una fuga de depósitos fruto de la decisión del BCE. El primer ministro griego ha asegurado que los depósitos “están garantizados”.

Asimismo, el BCE después del órdago lanzado ayer hoy ha elevado hasta 60.000 millones la cantidad que los bancos griegos pueden pedir en préstamos de urgencia a través del Banco de Grecia. Aunque el escenario inicial no cambia, esta medida ayuda a suavizar la agonía experimentada por los bancos griegos en la sesión bursátil de este jueves.