Los ministros de Finanzas de ambos países se reúnen hoy

Francia actuará como “puente” entre Grecia y la UE

Ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis
Ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis REUTERS

La mala sintonía entre el ministro de Finanzas heleno, Yanis Varoufakis y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, después de la reunión que mantuvieron ambos dirigentes en Atenas el pasado viernes hicieron saltar las alertas. La negativa del nuevo Gobierno heleno a pedir una prórroga del rescate así como el no reconocimiento de la troika como órgano de negociación no sentó bien al resto de líderes europeos. De hecho, a raíz de estos acontecimientos, Angela Merkel declaró a la prensa alemana que su país no está dispuesto a aceptar una nueva quita para Atenas.

Estas tensiones han llevado al Ejecutivo de Alexix Tsipras a adelantar su agenda. El encuentro previsto con las autoridades francesas para el lunes, se adelanta unas horas. El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, se reunirá con su homólogo griego y según señaló su país va a actuar como "puente" para facilitar el diálogo entre Grecia y el resto de la Unión Europea.

“El Gobierno francés está bien colocado para ser un puente entre la Europa a la que pertenecemos, de la seriedad presupuestaria, y la Europa del sur en la que está Grecia, que está sufriendo y que necesita encontrar un camino diferente para recuperar el crecimiento y dar a los griegos esperanzas de que van a vivir mejor”, señaló Sapin en declaraciones emitidas hoy por la emisora France Info.

El ministro socialista francés añadió que “teniendo en cuenta que somos un Gobierno de izquierdas y una mayoría de izquierdas, Francia debe facilitar el diálogo entre Grecia y el conjunto de la Unión Europea”.

A ese respecto, consideró que la lucha contra el fraude fiscal o “contra la oligarquía, que figuran en el programa del partido izquierdista Syriza, ganador de las elecciones en Grecia, le parecen “buenas reformas”.

Sapin tiene previsto entrevistarse a las 17.00 hora local de hoy (16.00 GMT) con Varoufakis, y una hora y media más tarde ambos comparecerán ante los medios de comunicación en una rueda de prensa conjunta.

Este sábado, Varoufakuis, en declaraciones al diario local Ágora, volvió a reiterar la necesidad de tender un puente entre el viejo programa, el cual rechazan, y en nuevo que será fruto de las negociaciones que mantendrá su Ejecutivo con los acreedores. El responsable heleno de Finanzas reclamó “tiempo, espacio y un respiro” para negociar y lograr un nuevo acuerdo que permita “acabar con el problema griego y hacer que la economía social griega sea sostenible”.

Francia, al igual que el resto de países europeos rechaza una quitara, pero se ha ofrecido para jugar un papel de mediador. Tras la reunión con Varoufakis, el presidente francés, François Hollande tiene previsto reunirse con Alexis Tsipras el próximo miércoles. 

El jefe del Estado francés mantuvo un encuentro el viernes por la tarde en Estrasburgo (noreste de Francia) con la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo Ejecutivo hasta ahora ha sido el que más intransigente se ha mostrado en sus reacciones a los reclamos de Tsipras y de su Gabinete.