Se mantiene estable en el 11,5% en la zona euro

El paro toca mínimos en Alemania y máximos en Italia

 

Los últimos datos de Eurostat muestran el número de parados en la zona euro en noviembre alcanzaban los 18,5 millones, cifra que representa el 11,5% de la población activa. El porcentaje se mantiene invariable desde agosto y ligeramente por debajo del 11,9% registrado en noviembre de 2013.

 Sin embargo, la situación por países es muy dispar. Por un lado, el paro en Alemania se situó en el 5% en noviembre, según Eurostat. Y la Agencia Federal de Empleo informó ayer de que, con su metodología, la cifra de desempleados cayó en 2014 en 52.000 personas hasta los 2.898.000 desocupados. Supone una tasa del 6,7%, la más baja desde 1991. “A pesar de los pocos impulsos económicos, el mercado laboral se ha desarrollado de forma positiva. En 2014 hubo menos personas sin trabajo que el año anterior y aumentó la ocupación y la disposición a contratar personal por parte de las empresas", señaló el presidente de la agencia, Frank-Jürgen Wiese.

La buena evolución de Alemania contrasta con Italia, otra de las grandes economías europeas. El país transalpino registró una tasa de desempleo 13,4%, una de las más elevadas de su historia reciente. Más allá del caso excepcional de Grecia, Italia es una de las economías que más preocupa a los mercados. Su economía cayó un 0,5% entre julio y septiembre respecto al mismo período del año anterior y suma retrocesos en todo el ejercicio. El número de desempleados en Italia ha aumentado un 8,27% en los últimos doce meses.

En este mismo período, España ha registrado un descenso del 8,2%. En cualquier caso, el deterioro del mercado laboral español es muy superior al resto. Los datos de Eurostat reflejan que la tasa de desempleo se situó en noviembre en el 23,9%, un porcentaje muy superior a la media del 11,5% de la zona euro o el 10% de los Veintiocho. Solo Grecia presenta peores cifras que España. Aun así, el Ejecutivo de Mariano Rajoy destaca que el descenso del paro en España es superior a la mayoría de países europeos. Y así es, aunque también es cierto que parte de niveles mucho más elevados. El número de desempleados ha retrocedido un 5,7% en la Unión Europea y un 2,86% en la zona euro.

Por otro lado, el paro juvenil constituye la gran lacra. El 53,5% de los jóvenes españoles en disposición de trabajar están en paro. Supone el porcentaje más elevado de la Unión Europea que, de media, presenta una tasa del 21,9%. El Ejecutivo de Mariano Rajoy se muestra confiado en que la economía crecerá este año por encima del 2% que prevén las estimaciones oficiales y la creación de empleo se acelerará. El cuadro macroeconómico del Gobierno estima que la tasa de paro se mantendrá en niveles cercanos al 23%. La Comisión Europea aprobó en noviembre el plan de inversión con el que espera movilizar 300.000 millones de euros entre 2015 y 2017. El bautizado como Plan Junker prevé generar 1,3 millones de puestos de trabajo.