'Caso Bankia'

¿Por qué Linde sale en defensa de Ordóñez y rebate a Guindos?

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde de Castro, durante su intervención hoy en el 10 Encuentro del Sector Bancario, organizado en Madrid por el IESE y EY para analizar el rol de la banca en la recuperación.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde de Castro, durante su intervención hoy en el 10 Encuentro del Sector Bancario, organizado en Madrid por el IESE y EY para analizar el rol de la banca en la recuperación. EFE

El Banco de España defendió ayer con rotundidad su actuación durante la constitución y posterior salida a Bolsa de Bankia, cuando era gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez y el vicepresidente de la CNMV era Fernando Restoy, actual subgobernador y consejero de la Comisión. La actuación de los supervisores ha sido cuestionada por el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El enfrentamiento del Banco de España con Economía tuvo ayer su punto álgido. Las duras declaraciones realizadas la víspera en el Congreso por Luis de Guindos criticando la actuación de los supervisores –Banco de España y CNMV– en la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 encendieron las alarmas en la institución de la calle Alcalá. Tanto es así que ayer se reunió con carácter extraordinario la comisión ejecutiva del regulador bancario con el único objetivo de emitir un comunicado defendiendo la actuación del organismo que encabeza Luis María Linde (designado en junio de 2012 por el PP), tanto en la constitución del grupo BFA-Bankia como en la evolución de esta entidad en los años 2011 y 2012, cuando aún era gobernador Miguel Ángel Fernández Ordóñez, designado en 2006 por José Luis Rodríguez Zapatero.

La comisión ejecutiva del Banco de España solo se reúne de forma extraordinaria cuando debe abordar un asunto muy delicado, y la última vez que hizo pública una nota fue hace 22 meses, cuando trataron el informe de queja de los inspectores de la institución, en la que aseguraban que la cúpula miraba para otro lado cuando se les entregaban las actas que realizaban de algunas entidades, sobre todo cajas de ahorros.

El comunicado divulgado ayer, de solo cuatro párrafos, es muy claro. El objetivo es defender las actuaciones de la institución, tanto en los momentos actuales, con un gobernador nombrado por el actual Gobierno, como en su etapa anterior, con Fernández Ordóñez al frente. También cierran filas sobre toda su cúpula, en la que se encuentra Fernando Restoy, actual subgobernador del Banco de España, designado por el PSOE, y que en el momento de salir a Bolsa Bankia, en julio de 2011, era vicepresidente de la CNMV, y sobre Ángel López Roa (PP) y Vicente Salas (PSOE), consejeros ejecutivos del Banco de España ya con Ordóñez, y miembros de la comisión ejecutiva del supervisor.

El comunicado explica que el Banco de España “desempeña sus funciones con autonomía respecto a la Administración general del Estado, de acuerdo con el ordenamiento jurídico. En este marco legal, la actuación del Banco de España como supervisor se ciñe al control de la actividad de las entidades de crédito a partir de la información elaborada por estas y teniendo en cuenta los datos económicos disponibles. Las decisiones de gestión son exclusiva responsabilidad de los órganos de administración y dirección de las entidades”.

De esta forma, se desmarca de las durísimas críticas de Guindos, no solo por asegurar que el “supervisor miró para otro lado”, sino también sobre la posible interpretación, también desprendida de las palabras del ministro de Economía, de que pudo seguir la recomendación del Ejecutivo de Zapatero para sacar a Bolsa Bankia en julio de 2011. Guindos acusó el miércoles al anterior Gobierno de haber “forzado voluntades” en la salida a Bolsa de Bankia.

El Banco de España defiende así su actuación tanto en la constitución del grupo BFA-Bankia en 2010 como su evolución en los años 2011 y 2012, que “se ajustó en todo momento a criterios estrictamente profesionales, respetándose la normativa vigente y los procedimientos establecidos”.
El supervisor aprovecha también para rebatir las críticas del fiscal del caso Bankia, Alejandro Luzón, quien ha acusado al Banco de España y la CNMV de “facilitar con cuentagotas información” sobre la entidad. El Banco de España asegura que siempre ha actuado “con máximo respeto a las decisiones judiciales y reitera su absoluta disposición a colaborar con la administración de justicia en cuantas causas o procedimientos así se le requiera”. Un portavoz del supervisor afirma que durante 2010 a 2014, periodo en el que se han concentrado las diligencias abiertas contra administradores de entidades de crédito, el Banco de España ha facilitado 12 peritos, de los que 7 continúan colaborando con el correspondiente juzgado.