Breakingviews

Londres choca con el límite a los bonus

El Abogado General del Tribunal Europeo de Justicia revocó ayer los argumentos legales de Reino Unido contra la ley de la Unión Europea (UE) que restringe la compensación variable de los banqueros a un máximo de dos tercios de la remuneración total. Si el tribunal está de acuerdo con él, la consecuencia será que los bancos incrementarán los salarios fijos, y la remuneración global de la industria podría elevarse más de lo debido.

El abogado general del Tribunal de Justicia Europeo agregó que Londres no tenía motivos para oponerse a la divulgación de la remuneración de la alta dirección.

El Abogado General Niilo Jääskinen tiene técnicamente razón al afirmar que el tope de la UE no es un techo para los pagos –ya que no establece ningún límite a los sueldos básicos–. Pero una parte fija superior a la remuneración global hará que sea más difícil para las empresas retener o recuperar la indemnización por mala conducta. Un estudio del Fondo Monetario Internacional muestra que obligar un aumento de los salarios incrementa el riesgo de una empresa.

El abogado general del Tribunal de Justicia de la UE afirma que el tope no es un techo a los pagos de los banqueros

Las propuestas del Banco de Inglaterra de emplear unos periodos más largos de aplazamiento y poderes de reintegración son una forma mejor de hacer frente a los pagos, pero no coincide con el enfoque de la UE. Su principal regulador bancario, Andrew Bailey, arremetió recientemente contra las restricciones de la UE, y retrasó la legislación de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) sobre los abusos de los pagos de los bancos para eludir el límite a los incentivos. La reciente propuesta del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney de aplazar una parte del salario base para atajar uno de los principales inconvenientes del tope a las bonificaciones, también puede entrar en conflicto con la opinión de la EBA sobre las remuneraciones fijas.

Pero Londres no tendrá otra opción que aplicar la ley, y su condición de emporio financiero puede sufrir si los bancos eligen personal de fuera de la UE. A corto y medio plazo, puede que este último revés fortalezca la determinación del ala anti UE del Partido Conservador de Reino Unido.