Seguridad y disfrute se unen en un proyecto innovador de la Universidad de Keio.
El coche transparente de James Bond ya es una realidad Ampliar foto

El coche transparente de James Bond ya es una realidad

Si bien podemos pensar que las películas de James Bond son a menudo fantásticas al comprobar algunos de los dispositivos electrónicos utilizados, también debemos admitir que en ocasiones estas “ideas” acaban siendo una realidad que ayudan, y mucho, en el día a día de las personas. Este es el caso del coche “transparente” que acaban de desarrollar unos investigadores japoneses.

El coche, que en realidad es un Toyota Prius personalizado, utiliza todo tipo de proyectores, cámaras y espejos especiales que reflejan lo que ocurre fuera del vehículo en la superficie interior de éste. El resultado, una serie de imágenes grabadas desde el exterior, nos permiten conocer en tiempo real qué es lo que está aconteciendo alrededor, incluyendo la parte trasera del vehículo y los puntos ciegos donde los retrovisores no llegan.

Creado por Susumu Tachi y Masahiko Inami de la Universidad de Keio, el proyecto ha sido diseñado especialmente para ayudar a los conductores a estar atentos a lo que sucede mientras están al volante. Lo cierto es que la tecnología no es nueva ya que este tipo de camuflaje basado en vídeo lleva un tiempo en el mercado, pero sí que llama la atención como a través de diversas pantallas y cámaras somos capaces de ver en todo momento la carretera y la calle, dirijamos la mirada hacia la parte del coche que deseemos, dando la sensación de que el Toyota Prius es transparente en su interior.

En el vídeo que enlazamos a continuación se pueden observar algunas de las principales ventajas de este proyecto –y claro está, también las pequeñas deficiencias-. Una de sus virtudes es la capacidad de ofrecer al conductor la posibilidad de conducir marcha atrás sin perder un ápice de visión gracias al proyector unido a seis lentes y una pantalla donde se refleja lo captado por las cámaras. El resultado es una vista panorámica que se puede utilizar de forma intuitiva, muy diferente al sistema actual basado en una cámara cuya salida se envía a una pantalla integrada en el salpicadero.

Ahora bien, ¿podremos ver algún día circular este tipo de automóviles por la calzada? Por ahora, los creadores de este coche transparente están colaborando con varios fabricantes de automóviles y empresas de electrónica para transformar el concepto en un sistema comercial, por lo que dentro de poco podríamos ver los primeros coches de calle con una tecnología similar a la mostrada en las imágenes.

Normas