Se espera mejorar los tiempos de respuesta de los pilotos para evitar accidentes como el acontecido hace un mes.
La Fórmula 1 prepara un “safety car” virtual para evitar los accidentes de sus pilotos Ampliar foto

La Fórmula 1 prepara un “safety car” virtual para evitar los accidentes de sus pilotos

Hace un mes tuvo lugar uno de los accidentes más graves que hemos podido ver en la Fórmula 1. El piloto Jules Bianchi chocó contra una de las grúas que se encargan de retirar los automóviles averiados y accidentados en una zona de bandera amarilla, provocando que se debatiera entre la vida y la muerte. Obviamente, teniendo en cuenta que este deporte está basado en un margen de error mínimo en todos los aspectos, se comenzaron a investigar nuevas formas de para mejorar la seguridad de sus pilotos y de todos los que trabajan en los circuitos y, para ello, han pensado en un “safety car” virtual, también conocido como VSC, que tiene como principal característica la capacidad de actuar en tiempo real.

Para conseguirlo, cada vez que en el circuito ocurre algo que puede afectar a los pilotos, cada uno de ellos recibe en su volante un aviso indicando el lugar donde se encuentra el accidente, el problema o la zona de peligro en general para que reduzcan la velocidad, algo que incluso puede funcionar aunque el coche de seguridad “real” no se encuentre circulando por la pista.

Según han indicado pilotos y profesionales de la Fórmula 1, este sistema se encuentra en fase experimental pero las nuevas medidas de seguridad se encaminarían finalmente hacia algo similar a lo que os estamos contando. Muchos pilotos se quejan de que se pierde mucho tiempo mirando el volante, pero hay que tener en cuenta que este VSC es uno de los mejores métodos para proteger la vida de los corredores.

Los test continúan

Las pruebas del “safety car” virtual se realizaron durante el pasado viernes en el Gran Premio de Estados Unidos, en el Circuit of The Americas, después de cada sesión de entrenamientos libres, provocando que las pantallas del circuito estuvieran mostrando continuamente mensajes brillantes con el texto VSC (Virtual Safety Car). La colaboración entre la FIA y las distintas escuderías es fundamental para conseguir que finalmente se opte por algo así para que este deporte sea aún más seguro a pesar de toda la tecnología que lo rodea.

No olvidemos que cada fin de semana, los pilotos ponen en riesgo su vida conduciendo automóviles que superan los 300 kilómetros por hora y, desde luego, se deben poner sobre la mesa todos los métodos posibles para evitar accidentes como el que hemos retratado al comienzo del artículo.

Normas
Entra en El País para participar