Una gama media muy avanzada
Samsung Galaxy A5, Motorola Moto G y HTC Desire Eye, distintas armas para un mismo objetivo

Samsung Galaxy A5, Motorola Moto G y HTC Desire Eye, distintas armas para un mismo objetivo

El Samsung Galaxy A5 ya es oficial y llega con la idea de conquistar el mercado de equipos más avazandos dentro de la gama media. Dentro de ese objetivo, el Galaxy A5 va a tener en el Motorola Moto G a su rival más económico y en el HTC Desire Eye a un equipo que también está preparado para triunfar por sus 'selfies'.

La gama Galaxy A se ha hecho oficial en las últimas horas. Samsung ha decidido llevar un paso más allá su apuesta por el metal emprendida con el Galaxy Alpha y ha diseñado dos terminales con cuerpo metálico. Entre esos dos equipos destaca el Samsung Galaxy A5, que es el dispositivo con unas especificaciones más avanzadas.

El Samsung Galaxy A5 pretende conquistar al público joven gracias a su diseño y sus opciones para 'selfies', pero no lo va a tener fácil. Actualmente hay grandes equipos Android que se perfilan en la misma línea y que pueden ser duros competidores para lo último de Samsung. En concreto, hay dos opciones especialmente competitivas, una por su precio y otra por su claro enfoque en las autofotos. Se trata de los Motorola Moto G y HTC Desire Eye.

La comparativa entre estos dispositivos comienza por su diseño. Se trata de uno de los grandes atractivos del Galaxy A5, que con su cuerpo metálico y su pequeño grosor destaca sobre la competencia. El nuevo equipo de Samsung mide 139,3 milímetros de alto por 69,7 de ancho, con tan solo 6,7 milímetros de grosor. En cuanto a su peso, se queda en 123 gramos, muy ligero.

Sus rivales están lejos de esas cifras. El Motorola Moto G se va hasta los 141,5 milímetros de alto por 70,7 de ancho con 11 milímetros de grosor. El dispositivo de Motorola tiene grandes espacios sobre su pantalla y su parte inferior, que disparan sus dimensiones. Además, su material es plástico y su grosor está muy lejos del que ofrece el Galaxy A5. En cuanto a su peso, se va hasta los 149 gramos, mucho más pesado que su competidor.

El HTC Desire Eye también tiene un diseño atractivo, que puede rivalizar con el Samsung Galaxy A5. Sus dimensiones son 151,7 por 73,8 milímetros, con un grosor de 8,5 milímetros. De nuevo el grosor está lejos del nivel del Galaxy A5, que se confirma como el más fino. En cuanto al peso del Desire Eye, HTC no ha facilitado datos, pero dado que el terminal es más grande es lógico pensar que sea más pesado.

Todas estas dimensiones están marcadas por las pantallas de estos tres equipos. El Galaxy A5 ofrece un modelo de 5 pulgadas HD Super AMOLED. El HTC Desire Eye es un poco más grande, con 5,2 pulgadas Full HD. Por su parte, el Moto G se queda como el Galaxy A5 en 5 pulgadas de pantalla. Se aprecia igualdad en este campo.

Potencial técnico y fotográfico

A nivel técnico el HTC Desire Eye se impone con solvencia a sus competidores. El equipo de HTC tiene un procesador Qualcomm Snapdragon a 2,3 Ghz y está acompañado por 2 GB de RAM. Su capacidad de almacenamiento es de 16 GB y con estas especificaciones se sitúa un paso por encima de los otros dos competidores.

El Samsung Galaxy A5 tiene especificaciones más discretas en este sentido. Su procesador, del que no se ha hecho oficial el modelo, tiene cuatro núcleos a 1,2 Ghz, con 2 GB de RAM. Su capacidad de almacenamiento es la misma que la de su rival, pero el procesador está claramente por detrás. El Motorola Moto G está cerca del Samsung Galaxy A5, con un procesador con las mismas posibilidades pero solo 1 GB de RAM. En este caso hay modelos de 8 y 16 GB, pero el Moto G se confirma como el terminal más discreto en cuanto a potencia de los tres comparados.

En lo que a posibilidades fotográficas se refiere también hay importantes diferencias. Samsung y HTC han buscado conquistar a los usuarios en este sentido, mientras que Motorola solo ha querido unas posibilidades competitivas que no disparen el precio. El resultado es un equipo destacado, el HTC Desire Eye, seguido del Samsung Galaxy A5 y con el Moto G a mucha distancia.

El HTC Desire Eye puede presumir de contar con cámaras posterior y frontal de 13 megapíxeles. Se trata de un móvil muy pensado para 'selfies', una tendencia muy popular entre los jóvenes. El Samsung Galaxy A5 iguala en su cámara posterior a su rival con 13 megapíxeles. Sin embargo, en su frontal se queda en 5 megapíxeles, interesante para 'selfies' pero lejos del Desire Eye. En cuanto al Moto G, la distancia es considerable. Una cámara posterior de 8 megapíxeles y una frontal de 2 son sus armas en este sentido.

Otras características y precios

Por último, hay otras grandes diferencias entre estos tres equipos. Una de ellas es la conectivicad. El Samsung Galaxy A5 se lanzará con un modelo compatible con 4G, una conexión cada vez más extendida. Por contra, el Desire Eye y el Moto G no ofrecen esta posibilidad, lo que hace que pierdan potencial.

La batería es otro aspecto en donde hay diferencias. El dispositivo con más capacidad es el HTC Desire Eye, que tiene un modelo de 2.400 mAh. Sin embargo, teniendo en cuenta su mayor pantalla y su procesador, puede que su autonomía no sea muy superior a la del resto. El Galaxy A5 se queda en 2.300 mAh y el Moto G vuelve a ser el más discreto con 2.070 mAh.

Por último, el precio es un factor clave en la comparativa de estos dispositivos. En este caso el Moto G puede presumir de estar disponible desde 179 euros, un precio que estaría muy por debajo de sus rivales. A falta de confirmación oficial, el Galaxy A5 estaría entre 400 y 500 euros y el Desire Eye ligeramente por encima. De esta forma, el Moto G puede presumir de un precio muy competitivo pero prestaciones más modestas, mientras que los otros dispositivos son más avanzados pero también más caros.

Normas