Condiciona esta “opción” a la mejora de su acceso a los mercados

Portugal contempla adelantar la devolución del rescate

El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque.
El ministro de Finanzas holandés y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, conversa con la ministra de Finanzas lusa, Maria Luís Albuquerque.

El Gobierno portugués considera que anticipar el pago de los primeros fondos prestados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) es una “opción que tiene valor”, pero dependerá de la capacidad de financiación del país en los mercados.

Así lo manifestó hoy la ministra de Finanzas portuguesa, Maria Luis Albuquerque, durante una conferencia en la escuela de verano de su formación, el Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha), principal grupo de la coalición conservadora gobernante.

La titular señaló que Portugal apoya esta posibilidad que el Gobierno irlandés también contempla, pero destacó las diferencias del caso luso, que paga intereses más caros en los mercados de deuda.

Aún así, afirmó que, “en función del acceso al mercado”, Portugal podría comenzar por devolver los primeros tramos del rescate, que fueron financiados a unos intereses más altos.

El Estado portugués accedió entre 2011 y 2014 a la mayor parte de los 78.000 millones de euros del préstamo internacional concedido por el FMI y la UE a cambio de aceptar una serie de compromisos económicos.

De la totalidad de los fondos utilizados, unos 25.000 millones corresponden a las provisiones prestadas por el FMI y el resto a las autoridades europeas.

El Gobierno portugués cerró el programa de asistencia financiera en mayo pasado y desde entonces ha recurrido a la venta de deuda en los mercados para asegurar su financiación autónoma de cara al futuro.

La calma de los mercados internacionales y una mejora de la confianza de los inversores en la recuperación económica lusa han permitido a Portugal pagar menores tasas de interés hasta llegar a mínimos históricos.

Esta semana, el Tesoro portugués cerró con éxito la venta de títulos por valor de 3.500 millones de euros a quince años, a una tasa por debajo del 4 por ciento, la primera emisión de este plazo desde 2008.