Prevé que el 80% de sus ingresos provengan en año y medio de Android

Uptodown apuesta por Asia para hacer frente a Google Play

Equipo de Uptodown.
Equipo de Uptodown.

Un David malagueño frente a Goliats como las plataformas de aplicaciones de Google y Apple. Uptodown, empresa fundada en 2003 años por Luis Hernández Garrido y José Domínguez, se aleja de los cánones actuales de compañías tecnológicas. “No somos WhatsApp. Tenemos un modelo distinto a las start-ups que buscan el pelotazo, nosotros buscamos el crecimiento orgánico, que es mucho más lento”, afirma Hernández, consejero delegado de la empresa.

Uptodown nació como una plataforma de descargas de software para PC y Mac pero el tirón del negocio móvil, a través de smartphones y tabletas, ha cambiado su estrategia. En la actualidad ofrece 30.000 aplicaciones y se ha volcado en el ecosistema de Android porque “el PC está más estancado”, apunta Hernández, que reconoce que la parte de iOS y Mac es aún muy pequeña. Hace unas semanas, la plataforma marcó un nuevo récord histórico al alcanzar los 1,8 millones de usuarios en un solo día y desde enero ha pasado de tener 10 millones de descargas mensuales a 25 millones.

La compañía confía en cerrar el año con una facturación de 1,2 millones de euros. Unos ingresos que obtiene por los tradicionales banners de publicidad y por la promoción, de pago, de algunas aplicaciones. “Para 2015 tenemos una previsión de multiplicar por dos nuestra facturación porque en los últimos dos meses hemos logrado multiplicar por dos nuestro tráfico”, apunta el directivo.

Asia está siendo la punta de lanza para afianzar su crecimiento. Desde que lanzaran su plataforma en Estados Unidos en 2010, se han expandido a Brasil, Japón, China, Rusia, Indonesia y Corea del Sur y está disponible en 12 idiomas, entre ellos el árabe. “El mercado del software está creciendo mucho en Asia, porque están invirtiendo mucho en infraestructuras y nos estamos beneficiando de ello porque nos ha pillado en medio”, reconoce el empresario.

Con todo, por el momento Estados Unidos se mantiene como el principal mercado por ingresos, aunque por tráfico, los países más importantes son México, España, Brasil, EEUU y Francia.

Uptodown compite con los grandes marketplace de aplicaciones móviles como Google Play y Apple Store y tiene como principal competidor en las descargas de software a Softonic, líder de este mercado. “Es muy fácil competir con las tiendas de aplicaciones de Apple y Google porque ellos no son independientes con el contenido”, reconoce Hernández. En su opinión, ambas plataformas cuentan con un catálogo que no permite programas de empresas competidoras. “Nosotros somos más libres y damos opinión de las apps”, afirma.

La plataforma cuenta con un equipo de 40 personas en todo el mundo, 10 de ellas en Málaga, tres en Madrid y el resto repartidas en los países en los que está presente. El equipo de Uptodown se muda durante dos semanas a Nueva York, donde confían obtener contactos para afianzar su negocio móvil y mejorar la monetización de Android.

La empresa mantiene la puerta abierta a un nuevo socio, pero reconoce que no es una prioridad para su crecimiento. Hernández explica que sería interesante para Uptodown lograr un socio estratégico en los próximos 12 meses en San Francisco para crecer en el mercado estadounidense. Un mercado en el que “está el dinero y se encuentra el ecosistema de inversores” pero al que no es sencillo acceder.

Su siguiente paso pasa por lanzar su propia app nativa para móviles, frente a las de Google Play o Apple Store que tienen por defecto los dispositivos. Algo que según explican desde la compañía, estará disponible para los fabricantes dentro de dos meses, si bien aún no han comenzado a hablar con ellos.

Apoyo a los desarrolladores hispanos

Uptodown no se plantea por el momento el salto al desarrollo de sus propias aplicaciones informáticas. “No nos interesa y es justo lo que están haciendo Google y Apple”. La empresa prefiere seguir ofreciendo al usuario, bien sea móvil o PC, las aplicaciones creadas por los desarrolladores y favorece el trabajo de los desarrolladores de habla hispana. “Damos una mayor visibilidad a las apps españolas y mexicanas porque queremos ser una plataforma de lanzamiento para ellos”, apunta Luis Hernández.