Pruebas de rendimiento confirmarían su potencial
El Samsung Galaxy S5 LTE-A llegaría a Europa con estas características

El Samsung Galaxy S5 LTE-A llegaría a Europa con estas características

El Samsung Galaxy S5 LTE-A finalmente sí llegaría a Europa. El dispositivo es una evolución del Galaxy S5 que actualmente está en el mercado, aunque parece mejorar de forma considerable sus opciones de conexión. Más allá de esa mejora de su conectividad, el resto de especificaciones no experimentarían un gran cambio.

A mediados de junio Samsung anunciaba una nueva versión de su buque insignia para el mercado de smartphones. En concreto, la compañía presentó el Samsung Galaxy S5 LTE-A, una versión actualizada del teléfono pensada para mejorar las opciones de conexión. El dispositivo, compatible con las redes LTE-Advance, permite disfrutar de una velocidad de hasta 225 Mbps, por los 150 Mbps que ofrecen los teléfonos LTE tradicionales.

El Samsung Galaxy S5 LTE-A se presentó como un producto exclusivo para Corea del Sur, país de origen de Samsung y uno de los mercados más importantes para la compañía en cuanto a clientes. De esa forma, el terminal se limitaba al país asiático y Samsung no desvelaba si llegaría a más mercados.

Pese al silencio oficial de la compañía, nuevos datos apuntan a la intención de Samsung de ampliar el radio de acción del Galaxy S5 LTE-A, que parece que llegará a Europa. En concreto, datos conocidos a través GFXBench han desvelado la versión europea del teléfono de Samsung. De esa manera, el Galaxy S5 LTE-A llegaría a Europa, aunque por el momento no se han filtrado fechas.

Lo que sí se han conocido son las principales características que tendría la versión europea del Galaxy S5 LTE-A. Como sucede con la versión puesta a la venta en Corea del Sur, Samsung no innovaría en las principales características del dispositivo, dando protagonismo a las opciones LTE-A que integraría.

Samsung no renovaría la pantalla

En las especificaciones filtradas, el Samsung Galaxy S5 LTE-A se presenta como un dispositivo con pantalla de 5,2 pulgadas Full HD, con resolución de 1.920 por 1.080 píxeles, inferior a la del modelo de Corea del Sur. De esa manera, Samsung no daría el salto a una calidad de pantalla superior en la versión europea. Ya hay terminales como el LG G3 que han apostado por pantallas más sofisticadas, pero de momento Samsung no se decantaría por dicha opción para la versión LTE-A.

En cuanto al procesador, Samsung habría escogido el Qualcomm Snapdragon 805 de cuatro núcleos a 2,5 Ghz. El procesador es compatible con la tecnología LTE-A y sería una de las novedades del dispositivo. Ese procesador se complementaría con 2 GB de RAM, de manera que el terminal estaría en la media de los grandes equipos del mercado.

La capacidad de almacenamiento de la versión europea del Galaxy S5 LTE-A sería de 16 GB y llegaría con Android 4.4.4 como sistema operativo. En relación a las capacidades fotográficas, parece que el dispositivo integraría una cámara de 15 megapíxeles en su parte posterior y un modelo frontal de 2 megapíxeles.

El resto de especificaciones y características serían iguales a las del modelo actual de Galaxy S5, de manera que no habría una gran innovación. Para aquellos que buscasen un nuevo diseño o un dispositivo más actual, Samsung contaría con los Galaxy Alpha y Galaxy Note 4, que se espera que se presenten en cuestión de semanas.

Normas