Mantienen inamovibles sus discrepancias sobre la consulta

Rajoy y Mas suavizan el conflicto político con más diálogo económico

Durante más de dos horas ambos dirigentes intercambiaron puntos de vista sobre la consulta y sobre otros asuntos, entre los que destacó el documento de 23 propuestas en materia de economía e infraestructuras que le hizo entrega el presidente catalán a Rajoy. Entre esas iniciativas, destaca la mejora del sistema autonómico. “Estamos infrafinanciados, el modelo ya debería haber sido sustituido y esto pone en peligro al sector público catalán”, afirmó Mas, quien aseguró que los funcionarios en Cataluña son de los que menos cobran en todo el Estado. “Hay que recuperar su poder adquisitivo”, defendió. Mas también lamentó el bajo nivel de inversiones del Estado en Cataluña. “Algunas de estas obras ya están adjudicadas y no se están ejecutando”, señaló el presidente de la Generalitat.

Asimismo, trasladó a Rajoy el interés que tienen algunas empresas en construir una lanzadera que una la Terminal 1 del Aeropuerto de El Prat con el centro de Barcelona.

Pero, más allá de reivindicaciones sobre la falta de inversiones en Cataluña, el citado documento incluye puntos relativos a la situación de la economía en general, las finanzas públicas catalanas, la sanidad o la dependencia, entre otros. El presidente de la Generalitat se lamentó ante Rajoy que si se mantienen los objetivos de déficit actuales y “teniendo en cuenta que no hay más de donde recortar, no se podrá mantener el nivel actual de servicios públicos”. En este sentido, recordó el compromiso adoptado por el Ministerio de Hacienda de suavizar las condiciones de devolución de los créditos suscritos por Cataluña correspondientes al Fondo de Liquidez Autonómica. “Ojalá sea así”, se congratuló el líder de CiU.

En su comparecencia en la sede de la Generalitat en Madrid, Mas precisó que no había venido a la reunión “con una memoria de agravios, sino con un paquete de propuestas” y a “resolver temas”, no a quejarse, a pesar de que “motivos de queja los tenemos todos”, insistió.

Pese a la falta de acuerdo en todo lo concerniente a la consulta, Mas dejó una puerta abierta a la negociación para lograr una salida “civilizada”. “Podría haber dicho que aquí se termina todo, pero hay un clima de diálogo abierto”, remarcó el presidente catalán refiriéndose a esas 23 propuestas, sobre las que en algunos casos podría haber acuerdos antes de final de año, según él mismo admitió. Mas dejó también la puerta abierta a posibles “terceras vías”, y, aunque Rajoy no le propuso nada en concreto, explicó: “volver a proponer una tercera vía –desde Cataluña– para que estemos donde estamos no tiene mucho sentido”, pero “si la propone el Estado, la estudiaremos”.
Mientras llega esa posible tercera vía, ambos mantuvieron intactas sus posiciones. Rajoy volvió a recordar a Mas que la consulta “ni se puede, ni se va a celebrar porque es ilegal”, una posición que le insistió que es compartida tanto por el Congreso de los Diputados, como por el Tribunal Constitucional. Y Mas incidió en que tienen las bases necesarias para realizar el referéndum y que su objetivo es convocarlo “dentro de un marco legal para ofrecer una solución estable al encaje de Cataluña en España”.