Hasta que la planta vuelva a estar operativa

Vacaciones para la plantilla de Panrico de Santa Perpètua tras ocho meses de huelga

Manifestación en solidaridad con la plantilla de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona).
Manifestación en solidaridad con la plantilla de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona). EFE

Los trabajadores de la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) de Panrico han recibido un correo electrónico de la dirección de la empresa en el que les informa que a partir de este lunes y hasta que la factoría catalana vuelva a estar operativa les da vacaciones.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el presidente del comité de empresa, Ginés Salmerón, que ha indicado que la plantilla ha acogido esta noticia con gran decepción precisamente el día en el que finaliza oficialmente la huelga que empezó hace ocho meses, el 13 de octubre, en la planta.

“Ayer, por correo electrónico certificado, comunicamos a la empresa que hoy a partir de las 10.00 horas quedaba desconvocada la huelga, y esta mañana nos han informado que puesto que las instalaciones no están en condiciones para ponerlas en marcha se iba a cumplir el convenio, lo que nos deja entrever que nos dan vacaciones a partir del día de hoy”, ha lamentado Salmerón.

Ha calificado la noticia de “insólita” porque, según ha explicado, el convenio vigente establece que el periodo vacacional empieza la semana que viene, lo que supone que las vacaciones de la plantilla de la fábrica debían de haberse negociado igualmente.

Por su parte, el portavoz de CC.OO. en la factoría y también miembro del comité Félix Yela ha advertido que “el convenio vigente es el que prevalece, y éste fija que las vacaciones se llevan a cabo por tres turnos y no cuando la empresa quiere”.

Esta noticia coincide con el día en que termina la huelga que hace ocho meses empezaron los empleados de la fábrica y cuyo fin se ha hecho oficial este lunes mediante una concentración en la puerta de la empresa.

“Hemos solicitado a los empleados de seguridad que nos dejasen entrar a trabajar, pero nos han entregado un documento de la dirección en el que se explica que por ahora la planta no está en condiciones”, ha explicado Salmerón, que ha recordado que la fábrica deberá de pasar por una serie de inspecciones sanitarias antes de poderse volver a poner en marcha.

Este martes se celebrará la primera jornada de negociación del Expediente de Regulación de Trabajo Temporal (ERTE) que la empresa presentó el pasado 4 de junio y en la que los representantes sindicales también confían en poder negociar la rebaja de despidos y ofrecerse a ayudar en las tareas de limpieza y acondicionamiento para “volver al trabajo lo antes posible”.

La jornada de este lunes ha servido para que un grupo de trabajadores descontentos con el actual comité de empresa haya presentado una campaña para revocarlo.

“Ante la política que han llevado durante los ocho meses de huelga, en contra de continuar con ella desde el principio, ahora se inicia otro proceso que es el de recoger firmas para revocarlo”, ha indicado José Luís García Molina, portavoz de este colectivo.

Asimismo, ha añadido que hace tiempo que gran parte de los empleados tratan de revocarlo, pero que no han presentado esta iniciativa antes porque consideraban que “dividirse podía ser contraproducente”.