Informe de Magma TRI Hospitality Consulting

Los hoteleros mantienen su apuesta por la integración del sector y la venta de activos

La venta de inmuebles dentro del sector hotelero español va a ser la tónica de este año dentro de un sector que quiere cerrar cuanto antes su reestructuración y renovar su cartera de productos, o bien desprenderse de la propiedad de unos activos que después sigue operando. Unas desinversiones que se reflejan en el último informe de la consultora Magma TRI Hospitality Consulting, que desvela un incremento de las previsiones de venta de activos para 2014, desde el 27,3% de un año antes al 29,4% durante este ejercicio. Para los inversores interesados en comprar activos, los urbanos son los que durante 2013 acapararon una mayor atención, representando un 75,3% del total de adquisiciones, mientras que el peso de las operaciones de hoteles vacacionales se redujo en tres puntos porcentuales frente a lo registrado un año antes.

Junto a esta tendencia, el sector prevé incrementar el peso de los contratos en régimen de alquileres, tanto variables como fijos, si bien espera que el modelo más habitual esté bajo la fórmula del alquiler variable, basado en el total de los ingresos o en el beneficio de explotación. Mientras, Magma considera que el modelo de franquicia verá reducido su peso este año en el total de operaciones realizadas en el sector.

El informe, basado en las encuestas realizadas a 77 empresas del sector, tanto nacionales como internacionales, desvela que las renegociaciones de las rentas de los inmuebles irán reduciéndose este año frente a las fuertes caídas registradas en estos últimos tres años. Así, el socio de la firma Albert Grau explica que “se tiende a una estabilización de los precios de las rentas” y que en el caso de los alquileres variables “se observa una cierta estabilización en los precios” este año, tras analizar que en 2013 un 14,3% de las operaciones de alquiler variable tuvieron una renta media de entre 11.000 y 13.000 euros.