La regulación de excedentes se regula hasta 2020

Pacto laboral a cinco años de Hunosa con los sindicatos

La dirección de Hunosa, compañía perteneciente al grupo SEPI, ha llegado esta pasada madrugada a un acuerdo de futuro con los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y CCOO que da estabilidad a la empresa estatal más allá del año 2018, ha informado la minera.

 El acuerdo, denominado Plan de Empresa y Convenio Colectivo de Hunosa 2013-2018, no incluye despidos y asegura la estabilidad de la compañía durante un marco temporal mucho mayor que el inicialmente previsto, al incluir, por ejemplo, que la política de regulación no traumática de excedentes se mantendrá hasta el 31 de diciembre de 2020.

Además, esta regulación se llevará a cabo complementando la política definida en el acuerdo marco nacional fijado por el Plan Estatal del Carbón -pacto que alcanzaron la industria privada minera y la Secretaría de Estado de Energía-, lo que supone un acuerdo global que despliega sus efectos y enmarca tanto a la minería pública como a la privada.

Según la misma fuente, el nuevo acuerdo suscrito por Hunosa y los sindicatos establece un plan industrial complementario, que se enmarca dentro de las ayudas previstas por la UE para el sector hasta el año 2027, y que permitirá mantener una importante actividad económica centrada en la recuperación ambiental y nueva puesta en valor de las áreas degradadas por la actividad minera.

Estas actuaciones están siendo desarrolladas ya en países como Alemania, Reino Unido o Francia y se conocen como “postminería”.

El acuerdo alcanzado entre ambas partes establece también que la diversificación seguirá siendo otro de los pilares del futuro de la empresa pública minera para lograr la llamada Hunosa verde.

En ella tendrán cabida todas aquellas actividades viables y rentables que sea capaz de generar la empresa, además de todo lo que la compañía viene haciendo en otras áreas como la geotermia, la eficiencia energética o el aprovechamiento forestal.

El nuevo acuerdo de Hunosa y los sindicatos también incluye el tradicional compromiso con el territorio que mantiene la empresa mediante un plan de promoción industrial destinado a atraer inversores a los territorios mineros y a facilitar la generación de actividades económicas alternativas en Asturias.

En este campo jugará un papel principal Sadim Inversiones, empresa filial de Hunosa, que pondrá en marcha un plan estratégico de promoción industrial propio.

Además, el acuerdo establece que Hunosa se compromete a continuar haciendo esfuerzos para mantener el ahorro económico y a trabajar por acercarse cada día más a la lógica empresarial.