Para reactivar el crédito

El BCE y el Banco de Inglaterra piden facilitar la titulización de activos

Edificio del Banco Central Europeo (BCE) reflejado sobre el símbolo del Euro, en Fráncfort.
Edificio del Banco Central Europeo (BCE) reflejado sobre el símbolo del Euro, en Fráncfort. EFE

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra (BoJ) pidieron hoy de forma conjunta que se facilite la titulización para impulsar el crédito.

En un informe conjunto, el BCE y el BoJ mostraron preocupación por la contracción del mercado de titulización, que si está regulado y estructurado apropiadamente, puede complementar otras fuentes de financiación mayorista a largo plazo para la economía real, incluidas las pymes.

Este análisis ha sido preparado para la reunión de los países del G20 y del Fondo Monetario Internacional (FMI) de primavera. “La emisión pública de bonos de titulización es muy limitada y se concentra en pocas jurisdicciones. El mercado se reduce”, según el informe.

Un bono de titulización senior transparente y de alta calidad puede ayudar a encontrar la creciente demanda de garantías de alta calidad, proporcionando un complemento a la deuda pública, aseguran el BCE y el BoJ.

“Desde la perspectiva de los bancos centrales, la titulización puede desempeñar una función importante en apoyar la estabilidad financiera y monetaria”, apostillan el BCE y el BoJ.

Añaden que la titulización puede ayudar a los bancos a prestar sin comprometer demasiado capital u otras fuentes de financiación y así proporcionar al mercado indirecto acceso a grupos de prestatarios que no pueden llagar al mercado directamente, como las pymes.

“Pese a su valor social a largo plazo, la titulización sufre hoy en día de estigma, lo que refleja su mala reputación entre los inversores y el conservadurismo entre los reguladores”, según el BCE y el BoJ.

La cantidad total de bonos de titulización en la Unión Europa (UE) asciende a 1.500 millones de euros, una tercera parte del tamaño del mercado estadounidense. Desde su pico en 2009, la cantidad se ha reducido en una tercera parte o 750.000 millones de euros.

El BCE y el Boj señalan que se necesita adoptar más medidas para que se recupere el mercado de una forma significativa y dan la bienvenida a las propuestas que el organismo encargado de la supervisión de las pensiones y seguros en Europa (EIOPA) hizo en diciembre de 2013 para la regulación Solvencia II de introducir una distinción entre titulización de tipo A y B.

Además, el BCE y el BoJ apoyan la comunicación del pasado 27 de marzo de la Comisión Europea (CE) al Parlamento Europeo.