Reforzar capital elevaría la financiación y reduciría la mora

El FMI defiende que sanear la banca mejorará el flujo de crédito

El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard (c), el jefe de la división de Estudios Económicos Mundiales del FMI, Thomas Helbling (2i), Gian Maria Milesi Ferreti (2d), del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y las economistas del FMI Samya Beidas-Strom (i) y Conny Lotze (d) comparecen en la rueda de prensa de presentación del informe del FMI "Perspectivas Económicas Globales" en la sede del organismo en Washington.
El economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Olivier Blanchard (c), el jefe de la división de Estudios Económicos Mundiales del FMI, Thomas Helbling (2i), Gian Maria Milesi Ferreti (2d), del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y las economistas del FMI Samya Beidas-Strom (i) y Conny Lotze (d) comparecen en la rueda de prensa de presentación del informe del FMI "Perspectivas Económicas Globales" en la sede del organismo en Washington. EFE

El saneamiento de los bancos españoles mediante el refuerzo de sus posiciones de capital y la reducción de la mora permitiría un significativo aumento del crédito en el curso de los próximos cuatro años, según señala el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último informe sobre estabilidad financiera.

“Restaurar la fortaleza de los balances de la banca y resolver el lastre de los préstamos morosos es clave para reanudar el flujo de crédito en aquellas economías de la eurozona bajo tensión”, apunta el Fondo.

En concreto, las simulaciones llevadas a cabo por los técnicos de la institución internacional muestran que el nivel de crédito en España podría mejorar en ocho puntos porcentuales a lo largo de cuatro años, con una variación al alza de 170 puntos básicos de la ratio de capital de los bancos.

Asimismo, el ejercicio desarrollado por el FMI sugiere que en el caso de lograr una reducción de 320 puntos básicos en la ratio de activos dudosos España podría ver incrementado en casi 14 puntos porcentuales el nivel de crédito en el curso de cuatro años.

Los resultados de las simulaciones ilustran el impacto potencial de una mejora de las ratios de capital en conjunción con un esfuerzo concertado para resolver el problema de los préstamos en riesgos de mora.

“Podrían tener un impacto mutuamente fortalecedor sobre el crédito bancario”, subraya el FMI, que añade que las simulaciones también muestran que los beneficios de estas acciones tardan varios trimestres en traducirse en un aumento del crédito.

Demanda solvente

El regreso del flujo de crédito en España necesita no sólo del “saneamiento” de las cuentas de los bancos, sino también que crezca “la demanda de crédito solvente”, ha matizado José Viñals, director de Mercados de Capital del Fondo Monetario Internacional.

“Si los bancos españoles continúan la senda de mejorar sus ratios de capital y sus niveles de provisiones, esto tiene un efecto saludable sobre la capacidad de los bancos de otorgar crédito y esto termina traduciéndose en un mayor flujo hacia la economía”, dijo.

Los progresos en este área se van “notando poco a poco”, dijo Viñals a los periodistas españoles al término de la presentación del informe de Estabilidad Financiera Global del organismo internacional, en Washington.

No obstante, aseguró que “el flujo de crédito no sólo necesita la predisposición de los bancos a otorgarlo sino que también haya demanda de crédito solvente”, por lo que son “importantes” los procesos en marcha de “reestructuración” de deudas empresariales.

“A medida que los bancos han tenido mejor posición para conceder crédito, las condiciones han mejorado, los tipos de interés han disminuido”, agregó.

El FMI advierte en su informe que son necesarios mayores progresos en la unión bancaria en la zona del euro y resalta que la “fragmentación” entre el centro y la periferia aún se mantiene.

Además, apunta que la deuda privada, en manos de empresas y hogares, sigue siendo elevada en los países del sur de Europa, como Portugal, Italia o España.

Por otro lado, descartó posibles contagios en España de los riesgos apuntados por el Fondo para los mercados emergentes ante el ajuste de las condiciones de financiación exterior con la normalización de la política monetaria en EE.UU.

“Efectivamente, España tiene una posición financiera y no financiera muy importante en Latinoamérica (...) La buena noticia es que los países latinoamericanos, como México y Brasil, con mayor presencia española son economías que cuentan con elementos de protección, colchones que ayudarán a sortear episodios de posible volatilidad”, concluyó Viñals.