Entrevista con Bakhyt Dyussenbayev, embajador de Kazajistán en España

"Kazajistán es muy seguro para las empresas españolas"

"Kazajistán es muy seguro para las empresas españolas"

La ex república soviética de Kazajistán es el noveno país más grande del mundo por su extensión –cinco veces más grande que España–, tiene 16 millones de habitantes y es una importante potencia en recursos naturales energéticos. En los últimos años ha intensificado sus relaciones económicas y comerciales con la Unión Europea. Su embajador en España, Bakhyt Dyussenbayev (Petropavlosk, 1970) es un firme defensor de la cooperación internancional y de los viajes institucionales para promocionar su país y establecer alianzas empresariales. “Una de nuestras desventajas es que no tenemos acceso al mar y eso nos hace necesitar llevarnos bien con todo nuestro entorno”, asegura.

Pregunta. ¿Qué momento económico atraviesa Kazajistán?

respuesta. Bastante buena. Desde finales de 1999 el PIB comenzó a crecer y desde entonces no ha parado. El pasado año la economía creció un 6% y en 2012, un 5%. Incluso en los peores momentos de la crisis internacional en 2008 y 2009 no dejó de crecer.

P. Lo pinta muy bien...pero concretamente ¿que hace a Kazajistán atractivo para las empresas españolas?

r. Ofrecemos estabilidad política y económica. Y una buena legislación orientada a proteger la inversión extranjera, tanto desde las leyes nacionales como a través de convenios bilaterales. Intentamos evitar la doble imposición y se han creado organismos para atraer inversión. Son especialmente atractivas las zonas económicas especiales.

P. ¿En qué consisten?

r. Son distintas zonas geográficas asociadas cada una de ellas a un tipo de industria, como un clúster, y ofrecen un régimen fiscal muy favorable y prestan gratuitamente el suelo para que se implanten allí las empresas. También hemos creado el Consejo de Inversores Extranjeros que reúne una vez al año a los directivos de las empresas extranjeras para que planteen sus problemas directamente al presidente de la república. Kazajstán es un país muy seguro para as empresas españolas, no deben tener miedo a venir. Es moderno, con una economía de mercado transparente y leyes protectoras de la inversión extranjera.

P. Kazajstán está a punto de entrar en la Organización Mundial del Comercio (OMC) y forma parte de la Unión Aduanera formada además por Rusia y Bielorrusia...

r. Sí, el espacio formado por estos tres países hace especialmente atractivo a Kazajistán porque a las empresas que se instalen aquí no se les aplica ningún tipo de arancel para el comercio con Rusia y Bielorrusia y eso es un mercado de 180 millones de personas.

P. Eso también les obliga a competir con rusos y bielorrusos por la inversión extranjera.

r. Contamos con un mejor clima económico respecto a nuestros vecinos; sobre todo a la hora de los requisitos burocráticos para las empresas que se quieran instalar allí. Las exigencias administrativas son las normales.

P. ¿Qué sectores son prioritarios para el comercio y la inversión?

r. Los relacionados con los recursos naturales, pero siempre intentando atraer industrias de alto valor añadido. Los sectores prioritarios actualmente son las refinerías petrolíferas, la petroquímica, la química, la tecnología de la información, los materiales de construcción, las energías alternativas, la industria agroalimentaria o la automoción.

P. Hace seis meses que Mariano Rajoy visitó Kazajistán ¿además de los acuerdos que se sellaron entonces, ha habido nuevas alianzas?

r. En esos viajes se anuncian los acuerdos pero el trabajo para lograrlos es diario. Nos interesa mucho lo que España nos enseñe de la colaboración público-privada, sobre todo en infraestructuras y energías alternativas, donde España y sus empresas son líderes.

P. Y ¿cuál sería su consejo para una empresa que quiera optar a una licitación pública en su país?

r. Lo más cómodo es buscar un socio local y crear una empresa mixta. Así es también es más fácil acceder a la financiación de las líneas que hay para Kazajistán en el Banco Mundial o el Banco Europeo de Inversiones con tipos de interés muy asequibles. Pero los concursos son totalmente libres.

 

Prócimos objetivos: la Expo 2017 o la ruta de la seda

El pasado año España y Kazajistán duplicaron el volumen de sus intercambios hasta cerca de 1.500 millones de euros. En la zona hace años que están presentes algunas empresas españolas como Talgo, Indra, OHL, Isolux, Inditex, BBVA, Airbus Military/EADS, o la compañía de explosivos de uso civil Maxam. “Pero esto es solo el principio, nuestra tarea es abrir el camino para conseguir que vengan más”, asegura el embajador kazajo en España. De hecho el próximo 10 de abril se celebrará en el Palacio Euskalduna el Foro económico Bilbao Kazajstán al que asistirán una nutrida delegación kazaja y representantes de la economía vasca y de empresas presentes en este país. “Las alianzas no se tienen que hacer siempre desde los Estados o los Gobiernos –precisa Dyussenbayev– también son muy efectivas las relaciones entre comunidades o regiones”. Y mostró su especial interés por el tejido industrial vasco. En este foro se debatirán las próximas oportunidades empresariales que ofrecerá el país euroasíatico como la celebración de la Expo 2017 en la capital Astana, que estará centrada en las energías del futuro. U otros retos de infraestructuras como la construcción de una nueva ruta de la seda que una por carretera Europa y China;o la renovación de la flota ferroviaria kazaja que Talgo realiza desde hace dos años.