La compañía de alojamientos por internet baraja entrar en nuevos negocios

Airbnb negocia una ronda de financiación que le daría un valor de 7.250 millones

Kay Kuehne, director regional de Airbnb en España.
Kay Kuehne, director regional de Airbnb en España.

Airbnb, la compañía dedicada al alquiler de habitaciones y casas privadas por internet, negocia una ronda de financiación con varias empresas de capital riesgo, como TPG Capital Management, que valoraría a la empresa en unos 10.000 millones de dólares (unos 7.250 millones de euros), según han explicado a Reuters y The Wall Street Journal personas conocedoras de la operación.

Estas fuentes apuntaron que TPG encabezaría la ronda de financiación, que superaría los 400 millones de dólares. De confirmarse estos datos, el valor de Airbnb sería superior al de algunas grandes cadenas hoteleras como Hyatt Hotels, que tiene un valor de mercado de 8.430 millones, y la de Wyndham Worldwide, que vale 9.390 millones.

Airbnb, que se creó en 2008, alquila hoy desde sofás para dormir, habitaciones o apartamentos hasta mansiones o islas. Los propietarios fijan el precio y Airbnb, presente en múltiples países, recibe los pagos del huésped y se cobra una comisión. Su exitoso servicio, al igual que el de otras empresas similares como HomeAway, se ha convertido en una alternativa barata para millones de turistas y en una fuente extra de ingresos para los dueños de las casas. Pero su crecimiento ha llevado al lobby hotelero, según critican, a presionar para que se establezca una regulación que les perjudica.

Airbnb baraja ahora expandirse más allá de los alojamientos. La firma estudia ofrecer servicios de coches o gastronomía, asociándose con otras compañías como Uber, o incluso lanzando un servicio independiente. Todo, según la empresa para complementar la oferta que le brindan a sus clientes.

Movimiento de HomeAway

Por otra parte, HomeAway dio a conocer que ha adquirido Glad to Have You, la sociedad editora propietaria de aplicaciones para gestionar la recepción de clientes de alquiler vacacional. Sus soluciones están concebidas para los propietarios de alojamientos y las agencias inmobiliarias que deseen comunicar información práctica y proporcionar servicios personalizados a sus inquilinos durante la estancia.