El grupo de Carceller requiere el soporte de más del 50% para evitar la liquidación

Damm tiene ya un 45% de apoyo de acreedores para salvar Pescanova

Sede principal en Chapela (Pontevedra) de Pescanova.
Sede principal en Chapela (Pontevedra) de Pescanova.

La familia Carceller tendrá que seguir negociando con entidades financieras acreedoras de Pescanova para lograr evitar la liquidación de la multinacional gallega.

De acuerdo a fuentes cercanas a la compañía la propuesta de convenio elaborada por Grupo Damm, asociado con el fondo Luxempart –otro de los principales accionistas de Pescanova– y recomendada por el consejo de administración de la pesquera, cuenta con un apoyo representativo inferior al 45% de los créditos ordinarios. Para que el convenio salga adelante, lo que supondría la salida de la situación concursal en la que se encuentra Pescanova, es necesario que obtenga el voto de más del 50% de los créditos ordinarios –créditos de proveedores y bancarios sin garantía, representan la mayoría de la deuda–. En caso de no lograrlo la compañía entraría en fase de liquidación.

Pescanova presentó ayer al juzgado mercantil número uno de Pontevedra la propuesta de convenio. La compañía afirmó en un comunicado enviado a medios que se “confirma así la situación favorable para alcanzar un convenio de acreedores que obtenga el respaldo necesario para eliminar definitivamente el riesgo de liquidación que pesaba sobre la multinacional pesquera española desde hacía más de un año”.

El grupo no ofreció detalles sobre su propuesta, sobre la quita de la deuda planteada a la banca acreedora o sobre el apoyo con el que cuenta para sacar adelante el convenio. “La importancia de esta iniciativa y su trascendencia económica son tales que, a través de este convenio, se podrá garantizar la continuidad y permanencia del grupo Pescanova en una posición relevante que no ha dejado de ocupar entre los grupos pesqueros mundiales que lideran el mercado de la alimentación”, añadió la empresa en su comunicado, en el que agradeció el “afán constructivo que ha presidido todo el proceso de diálogo entre la banca acreedora y aquellos inversores que concurren en la oferta, consciente de que por encima de intereses particulares corporativos ha prevalecido finalmente el bien de la compañía, el valor de la marca y la preocupación por el futuro de los profesionales que en ella trabajan”.

El viernes pasado portavoces de un grupo de fondos que habían trabajado en las últimas semanas en una propuesta de convenio distinta a la liderada por Damm comunicaron su retirada del proceso. Los fondos, que habían fichado al exministro español de Defensa Eduardo Serra como cabeza visible, explicaron que debido a “la complejidad” de la situación de Pescanova, y a no disponer de tiempo suficiente habían decidido no presentar oferta. No obstante, fuentes cercanas a los fondos apuntaron que podrían “explorarse fórmulas para participar en el proceso de reestructuración” del grupo gallego. Fuentes cercanas a Pescanova indicaron que la retirada de la propuesta liderada por Serra “facilitará que Damm logre más apoyo entre los acreedores”.

El consejero de Economía e Industria de la Xunta, Francisco Conde, recibió ayer con “prudencia” y “optimismo” la presentación de la propuesta porque se le abre “un camino de futuro” a la multinacional pesquera, según declaraciones recogidas ayer por Efe.

Inversión de 150 millones

Pescanova tenía previsto que la Comisión Nacional del Mercado de Valores publicara ayer por la tarde un comunicado de la compañía ampliando información sobre la propuesta de convenio presentada en el mercantil de Pontevedra. A última hora de la tarde de ayer el comunicado no había sido publicado por el regulador del mercado.

De acuerdo a fuentes cercanas al grupo pesquero la propuesta de convenio de Damm contempla una inyección de capital de 150 millones de euros y una quita a la banca acreedora de hasta el 70%.

En su comunicado a medios, Pescanova declaró que el proceso de presentación de propuesta de convenio “no habría sido posible sin la constante y acertada asistencia de la administración concursal [Deloitte] en la gestión de la compañía a lo largo de este periodo crítico”.

El grupo en su comunicado también quiso reconocer “la trascendental contribución de su plantilla ya que, con su trabajo diario y la solidaridad demostrada al secundar los objetivos comerciales logrados en estos meses tan difíciles, ha contribuido también sustancialmente al logro de una salida negociada de su crisis”.

Las principales entidades acreedoras de Pescanova son Sabadell (226,7 millones); Popular (181,9 millones); Caixabank (177,7 millones); Novagalicia (147,2 millones); Bankia (106 millones); y BBVA (104,6 millones).

El informe concursal elaborado por la consultora Deloitte sobre las cuentas de Pescanova del ejercicio 2012 también incluye a BNP Paribas como comisario de dos emisiones de bonos, en 2011 y 2012, con una deuda, respectivamente, de 168 y 162 millones de euros.

 

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS DEL GIGANTE PESQUERO

28-02-2013
Pescanova comunica a la CNMV que no formula las cuentas de 2012 y advierte que podría pedir concurso de acreedores. El 1 de marzo siguiente informaría de su entrada en preconcurso.

12-03-2013
El grupo informa al regulador del mercado que ha detectado “discrepancias entre nuestra contabilidad y las cifras de deuda bancaria, discrepancias que pudieran ser significativas”.

25-04-2013
El juzgado mercantil número uno de Pontevedra declara en concurso a Pescanova, el mayor de una empresa española no inmobiliaria.

23-05-2013
El juez Pablo Ruz, de la Audiencia Nacional, imputa al expresidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa por presuntos delitos cometidos en la compañia.

12-09-2013
Pescanova celebra junta de accionistas en la que Grupo Damm consigue apoyo para nombrar consejo de administración. Juan Manuel Urgoiti es nombrado presidente. Informes elaborados por KPMG y Deloitte elevan la deuda del grupo y apuntan indicios de prácticas contables irregulares.

29-01-2014
El juez mercantil abre fase de convenio en el concurso de Pescanova. Con anterioridad, el 13 de diciembre, Damm presentó una oferta no vinculante para reestructurar el grupo.

01-03-2014
Pescanova entrega al juez del concurso de Pescanova la propuesta de convenio liderada por Damm.