El Consejo de Ministros lo aprobará el próximo viernes

Economía permitirá quitas de deuda con el acuerdo del 75% de los acreedores

GRA245. MADRID, 28022014.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, conversa con el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado hoy un nuevo paquete de medidas para mejorar la financiación de las empresas y otras destinadas a regular las entidades de capital riesgo y las de inversión colectiva. EFEChema Moya
GRA245. MADRID, 28/02/2014.- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, conversa con el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros que ha aprobado hoy un nuevo paquete de medidas para mejorar la financiación de las empresas y otras destinadas a regular las entidades de capital riesgo y las de inversión colectiva. EFE/Chema Moya EFE

En una conversación informal con periodistas en el marco del Global Forum Spain, organizado por el ICEX en Bilbao, el ministro se refirió al real decreto de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial y a los cambios que se van a introducir en la Ley Concursal.

El Consejo de Ministros analizó el pasado viernes un informe sobre esta norma, que previsiblemente será aprobada en la próxima reunión del Gabinete de Mariano Rajoy. El titular de Economía indicó que se va a facilitar la financiación a empresas en situación de preconcurso de acreedores.

Así, está previsto no solo facilitar mecanismos que potencien las quitas y los aplazamientos de los pagos, sino también la conversión de deuda en capital, con el fin de actuar en las fases preconcursales y evitar la quiebra de las empresas consideradas viables. Para limitar el impacto en el consumo y la inversión de estos procesos de refinanciación, el Ejecutivo también pretende superar las limitaciones que establecen en la actualidad los acuerdos de financiación, evitando la rescindibilidad.

Muchos han sido los expertos que llevan años reclamando una regulación más flexible de los procesos concursales en España, ya que las estadísticas arrojan una dura realidad: el 95% de las compañías que se declara en concurso de acreedores termina desapareciendo. Se trata de una situación completamente distinta a lo que ocurre en potencias como EE UU o en los principales países del entorno europeo.

Lo cierto es que la normativa concursal española ha sufrido ya en los últimos años numerosos cambios y, sin embargo, todavía sigue sin satisfacer las necesidades de las empresas en una coyuntura tan desfavorable como la actual.

La última modificación se incluyó en la Ley de Emprendedores, según la cual los procesos de refinanciación podrán salir adelante con el acuerdo del 55% de los acreedores y no del 75% como era preceptivo antes de la aprobación de dicha norma (septiembre de 2013).

Así, con esta premisa también se evita que muchos grandes grupos, donde es frecuente que los acreedores sean numerosos, deban declararse finalmente en quiebra por la imposibilidad de que el grueso de sus acreedores acepte un acuerdo para la refinanciación de dicha deuda. Si a esta flexibilización se le une ahora la posibilidad de aplicar quitas, el marco concursal podrá ofrecer a dichas compañías una auténtica segunda oportunidad.