Lanzará una OPS por un nominal de mil millones de euros

Ono prevé ampliar capital en un máximo del 40% para salir a Bolsa

La compañía también compensará pérdidas por 362 millones

Sede de Ono en Madrid
Sede de Ono en Madrid REUTERS

Ono da el pistoletazo de salida a su proceso de colocación en Bolsa. Y lo primero es arreglarse para presentar una imagen atractiva a los inversores. La compañía ha convocado junta para aprobar el proceso de colocación. Pero antes, compensará pérdidas por 362 millones de euros “con cargo a reservas voluntarias” con una posterior “reducción de capital social” en 305 millones de euros. Con ello, la compañía pretende “reestablecer el equilibrio entre capital y patrimonio neto” como consecuencia de las pérdidas, según reza la convocatoria de la junta de accionistas que se ha publicado en el BORME.

Además, la empresa de comunicaciones llevará cabo una agrupación de acciones (contrasplit) para facilitar su canje por las acciones nuevas a emitir. La proporción será de una acción nueva por cada diez antiguas.

En la convocatoria de junta, además, se dan algunas de las pinceladas de cómo será el proceso de colocación, que podría tardar entre dos y tres meses. Según fuentes del mercado, la intención de Ono pasaría por aprovechar la llamada ventana de primavera en los mercados para llevar a cabo la colocación antes de verano.

Así, la compañía prevé llevar a cabo un aumento de capital para realizar una oferta pública de suscripción (OPS) por “un nominal máximo redondeado” de 1.000 millones de euros, mediante la emisión de un número máximo 120,48 millones de acciones, de 8,3 euros de nominal, con una prima de emisión que no especifica. Teniendo en cuenta el capital actual (1.800 millones de acciones) y el posterior contrasplit de diez acciones por una, esta ampliación de capital representaría un máximo del 40% del capital, a la que se sumaría “en su caso” una simultánea OPV, según el anuncio de la convocatoria.

La oferta de venta sería "en proporciones de igualdad" entre los accionistas, es decir, ninguno de ellos tendría preferencia a la hora de colocar en el mercado sus participaciones: se venderían proporcionalmente a su porcentaje de capital.

La OPS se prevé de “suscripción incompleta” y “con exclusión del derecho de suscripción preferente” a los accionistas. Este derecho será ejecutado “en la medida necesaria” en función del proceso de prospección de la demanda.

Por su parte, la OPV se llevaría a cabo "para atender total o parcialmente" la opción de green shoe y "consiguiente ofrecimiento a los accionistas" de la posibilidad de vender proporcionalmente sus acciones.

En este movimiento, la dirección de Ono quiere aprovechar el escenario favorable que hay ahora en las Bolsas con respecto a las compañías de cable para atraer a los inversores. Y es que las OPV protagonizadas por empresas de este sector en el Viejo Continente durante las últimas semanas han tenido buenos resultados hasta el momento. De hecho, en el sector se barajaba la posibilidad de que la ampliación de capital fuera de un mínimo de 800 millones de nominal, que se ha elevado a 1.000 debido al momento favorable, explican fuentes del sector.

Normas
Entra en El País para participar