Es el artífice de la oferta en 'la nube' de Microsoft

Satya Nadella se perfila como el sucesor de Ballmer en Microsoft

Satya Nadella, vicepresidente de Empresas y Cloud de Microsoft.
Satya Nadella, vicepresidente de Empresas y Cloud de Microsoft.

Microsoft parece tener ya elegido al sustituto de Steve Ballmer al frente de la compañía, y podría anunciarlo en unos días. Tras barajarse múltiples nombres, Satya Nadella, actual vicepresidente de la división de Cloud y Negocios de la multinacional, sería el elegido, según Bloomberg y la publicación Re/code de la CNBC.

Si se confirma, Nadella, que llegó a Microsoft desde Sun Microsystems hace 20 años, se convertirá en el tercer consejero delegado en los 38 años de historia del gigante de Redmond. El ingeniero, de 46 años y origen indio, sonó desde el principio como uno de los favoritos para sustituir a Ballmer, que anunció su salida el pasado agosto. Su nombre tomó más fuerza después de que el presidente de Ford, Alan Mulally, y su homólogo de Qualcomm, Steve Mollenkipk, rechazaran el puesto.

En su trayectoria, Nadella ha pasado por áreas estratégicas de Microsoft como Office y Bing. Precisamente, es conocido por transformar el buscador de la compañía y por ser uno de los artífices del avance de los servicios en la nube de la empresa, una de las grandes apuestas de futuro del gigante del software. Además, este veterano ejecutivo ha logrado como responsable del negocio de servidores incrementar los ingresos de los servicios cloud hasta los 20.300 millones de dólares en apenas dos años.

Hasta que Microsoft no confirme oficialmente la elección, en las quinielas seguían apareciendo Tony Bates, vicepresidente de desarrollo de negocios de la compañía; Stephen Elop, hasta hace poco consejero delegado de Nokia, y Hans Vetsberg, consejero delegado de Ericsson.

Sustituto para Gates

Junto al nombramiento de Nadella, Bloomberg dijo que Microsoft estaría pensando en sustituir a Bill Gates como presidente de Microsoft. El elegido, sería John Thompson, consejero independiente de la compañía y ex consejero delegado de la empresa de seguridad Symantec. Gates, de 58 años y ya fuera del día a día de la compañía desde hace años, no se retiraría de la empresa que cofundó, sino que continuaría involucrado en áreas como la de desarrollo de producto.

El sucesor de Ballmer tendrá por delante el reto de conseguir que Microsoft no pierda peso en la era Post-PC, dominada por los dispositivos móviles, la nube y la gestión de datos. La compañía, que dominó durante décadas en el negocio del PC con su sistema operativo Windows, ha perdido protagonismo en el negocio móvil, dominado por Android de Google y el iOS de Apple. Como parte de esa tarea, Nadella tendrá que afrontar la integración de Nokia, adquirida el pasado año por Microsoft. El fabricante de móviles ha reducido sus ventas casi un 30% en 2013, y ahora el mercado se le complica después de que Lenovo comprara el pasado miércoles Motorola a Google. También deberá pisar el acelerador en internet y en el negocio de las tabletas.

Con todo, Nadella tomaría las riendas de una empresa rentable, pues pese a las críticas por la falta de visión de Ballmer para entrar en ciertos mercados, Microsoft, que ha lanzado nuevas versiones de Windows, sus tabletas Surface y más recientemente la nueva consola Xbox One, acaba de cerrar su segundo trimestre fiscal con un beneficio de 6.560 millones de dólares, un 3% más que hace un año. La compañía también elevó sus ingresos un 12% en el mismo periodo, hasta 24.250 millones.

 

 

 

Normas
Entra en El País para participar