Los mercados fuera de la UE acaparan el 25% de las exportaciones

El automóvil español compensa con EE UU y Turquía la debilidad europea

Estados Unidos quintuplicó sus compras a España gracias a Ford

Turquía ya suma el 5% de las exportaciones

Un trabajador de la cadena de montaje de la factoría que GM España tiene en Figueruelas
Un trabajador de la cadena de montaje de la factoría que GM España tiene en Figueruelas

Los taxis de Nueva York llevan desde 2011 produciéndose en España. Desde la fábrica de Ford de Almussafes se envía el Transit Connect, uno de los vehículos que las autoridades de la Gran Manzana han aprobado para vestirse de amarillo. Este modelo también es transporte público en Boston, California o Filadelfia. Desde Almussafes también se exporta el Kuga a 70 países, entre ellos Estados Unidos.
Fenómenos como estos han permitido, por ejemplo, que el país americano quintuplique sus importaciones de vehículos españoles. Y con él ganan peso países como Argelia, Turquía o México, que compensan con sus compras las debilidades de los mercados europeos. Así, la industria ha conseguido incrementar su producción un 9,3% y las exportaciones, un 8,7% en el año pese a que el mercado automovilístico español sólo creció un 3,3% (aupado por los planes gubernamentales de estímulo a la compra) y el europeo decreció un 1,7%.

A cierre de 2013, ya es oficial que el 25,4% de las exportaciones de vehículos desde España han ido a países de fuera de la Europa de los Quince, los compradores tradicionales de coches españoles, según los datos de la patronal de fabricantes de vehículos Anfac. De los 1,4 millones de automóviles exportados, unos 477.046 coches se han derivado hacia Europa del Este (un 13,7% del conjunto de las exportaciones), África (un 5,9%) y América (un 3,7%). El peso de estos mercados se ha incrementado en dos puntos porcentuales en un año y su importancia crece exponencialmente desde 2009.

La Europa de los 15 sigue siendo el principal destino de exportación de automóviles fabricados en España pero su peso decrece. En 2012, esta región acaparaba el 76,8% de las exportaciones. El año pasado, el porcentaje que absorbieron estos países se quedó en el 74,7%. Sus cuatro mayores mercados (Alemania, Francia, Italia y Reino Unido) siguen siendo los principales receptores de la producción española pero su consumo también va a la baja. En 2012, compraron el 64,8% de la exportación; en 2013, sólo se llevaron el 63,4%.

Estas cifras no son casuales. Sólo Reino Unido, además de España, cerró el año con un incremento de las ventas de coches en sus fronteras, hasta un 10,8%. Los demás acabaron en negativo. Alemania registró un descenso del 4,2%; Francia cayó un 4,7% y las matriculaciones en Italia descendieron un 7,1% en el conjunto del año 2013.

Por mercados

En este contexto decreciente, los mercados alternativos se convierten en una baza relevante y su peso específico crece. En el caso de Estados Unidos, las ventas se han multiplicado por cinco, desde las 4.631 unidades comercializadas en 2012 hasta las 20.849 del año pasado. Aunque este mercado solo supone el 1,1% de las exportaciones totales, es especialmente llamativo al tratarse de un país como EE UU, el segundo fabricante de vehículos del mundo. En 2010 no compraba ni un solo coche a España. Comenzó a importar en 2011 cuando Ford empezó a fabricar el C-Max desde Almussafes para el mundo.

Turquía protagoniza la siguiente gran subida como mercado en el año, con un incremento de las ventas desde España del 39%. Se han comercializado 98.8190 unidades en el último año, lo que supone el 5,3% de las exportaciones. Siguiendo con el norte de África, Argelia ha incrementado sus compras un 14% en 2013, hasta los 83.206 coches.

México también es un destino interesante para la exportación. Se vendieron 30.870 vehículos en 2013, un 4,5% más que en el año anterior.

La mitad de las ventas las acaparan cinco modelos

El 44% de las ventas de coches desde España las acaparan cinco modelos fabricados en las industrias del país, según estiman los datos de Anfac Research, hasta los 831.929 vehículos vendidos de estos modelos. El primero, el más demandado desde los mercados internacionales, es el Volkswagen Polo, que se fabrica en Landaben. Se exportan 270.206 unidades, que suponen un 14,4% del total de las exportaciones de vehículos al mundo. El siguiente es el Opel Corsa, que se fabrica en Figueruelas, del que se comercializan fuera de España 204.150 unidades, un 10,9% del total de las exportaciones.

Según un informe de la consultora internacional Jato Dynamics, se han vendido 266.994 Volkswagen Polo en Europa en 2013, un 7,2% menos que el año pasado. Por su parte, se han comercializado 239.814 coches Opel Corsa en Europa el año pasado, un 9,7% menos que en 2012. El Polo es el cuarto coche más vendido en Europa y el Corsa, el quinto, según los datos de esta misma consultora.

En tercer lugar respecto de las ventas fuera de España, se coloca el Renault Megane, que se fabrica en Villamuriel del Cerrato (Palencia) del que se han exportado desde España unos 124.098 vehículos, el 6,6% de las exportaciones españolas. La cuarta posición es para el Seat Ibiza, que se fabrica en Martorell (Barcelona) del que se han vendido 123.979 unidades fuera de España en 2013. Coincide en peso con el Renault Megane, un 6,6% de las exportaciones españolas del año.

Cierra el Top5 de vehículos más exportados el Renault Captur, que se fabrica en la planta de la empresa en Valladolid, con 109.496 unidades compradas desde fuera del país.

Normas
Entra en El País para participar