Solicita otra dotación de 30 millones
Mario Armero, vicepresidente de Anfac.
Mario Armero, vicepresidente de Anfac.

Anfac pide la renovación de las ayudas al automóvil

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, se ha reunido con el presidente y el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Rafael Prieto y Mario Armero, para tratar los temas relativos al plan de estímulos a la compra para vehículos comerciales, turismos, motocicletas, ciclomotores y bicicletas eléctricas PIMA Aire, cuyos fondos, dependientes del ministerio, se agotaron en el pasado 19 de diciembre.

Los directivos de Anfac han trasladado al titular de Agricultura el balance positivo registrado por las dos ediciones del plan PIMA Aire y han solicitado la expansión de esta medida por sus efectos beneficiosos para el medio ambiente, la seguridad, la economía y para la industria de automóviles. Fuentes del sector han explicado a CincoDías que las pretensiones de la asociación son que el ministerio apruebe un plan similar al original PIMA Aire, es decir, orientado exclusivamente a la compra de vehículos comerciales por parte de autónomos y pymes. La dotación que solicitarían, según las mismas fuentes, sería también de 30 millones de euros, el mismo monto que obtuvo el plan PIMA Aire.

Prieto y Armero explicaron a Arias Cañete que el plan PIMA Aire y el plan PIMA Aire 2 permitieron recuperar el sector de los vehículos comerciales en España, a diferencia de lo que está sucediendo en Europa, donde, salvo en Reino Unido, están experimentando caídas de ventas.

El plan PIMA Aire, del que ya se han dado dos ediciones, agotó su presupuesto de 38 millones de euros el pasado 19 de diciembre, después de generar una actividad económica en España de 537 millones de euros, según datos de la patronal de los fabricantes.

Desde Anfac indicaron que este programa incentivó la renovación de 29.000 vehículos, con una media de antigüedad de 16 años, por otros más modernos, más seguros y con menores emisiones. La mayor parte (70%) de los vehículos que se acogieron a este plan fueron furgonetas, que tienen un mayor desgaste que los turismos, ya que recorren una media de 27.000 kilómetros al año.

La puesta en marcha del plan PIMA Aire permitió un ahorro de 4,6 millones de litros de combustible.

 

Normas
Entra en El País para participar